Conocimientos técnicos, ¿hasta dónde merece la pena llegar?

Esta es una pregunta que me llevo haciendo desde hace algunos años y creo que muchas personas, por muy triste que me pueda parecer, ya han puesto respuesta.

Seguro que muchos geeks y profesionales relacionados con las tecnologías informáticas han oído hablar o conocen a personas que en su día fueron pura maquinaria en lo que a conocimientos técnicos se refiere, que a día de hoy no quieren volver a tocar un ordenador. Muchos de los mismos no volverán a trabajar en nada relacionado con la informática, a pesar de que sus conocimientos podrían dar vida a las más “imposibles” proezas innovadoras.

La verdad es que día a día se ven motivos para tirar la toalla o simplemente decir basta. Por mucho que te guste o motive tu profesión, los conocimientos o la inquietud no están valorados en este país.

La informática ha sido siempre un recurso fácil en el que se podía sacar dinero casi sin esfuerzo, y que mucha gente no relacionada con el sector o que no tenía ningún conocimiento técnico podía explotar.

El técnico, el que sentía un mínimo de interés por saber cómo funcionan las cosas o por crear nuevas, el que siente pasión por este arte o mejor dicho, esta forma de vida, ha sido apartado o calificado de tipo raro o, en algunos ambientes profesionales de idiota que trabaja por prácticamente amor al arte.

Mientras tanto, otros han visto la oportunidad de aprovecharse de la inquietud y trabajo de muchos de estas personas para hacer negocio e incluso, alardear de ser expertos en la materia.

Curiosamente desde hace dos años, ser geek se ha puesto de moda y cualquier individuo que se vea a sí mismo como experto en un área que se le queda colosalmente grande, hace suya esta etiqueta.

La web 2.0, esta revolución! que permite a usuarios sin conocimientos técnicos aportar contenido o literalmente existir en un sector donde cada día se le da más importancia a estúpidas siglas, permitiendo también a otros, que ni tienen conocimiento técnico ni teórico alguno ni pretenen tenerlo nunca, guiar o ilustrar al que no sabe cobrando en muchos casos disparatadas cifras por un esfuerzo que no le pertenece, ni es digno de aprovechar.

Muchos técnicos al intuir todo éste lamentable espectáculo de faisanes, se cierran en su pequeño círculo, despreciándolos o incluso burlándose de su ineptitud y falta de conocimientos. Muchos de ellos en un intento de competir con estos primeros, y asumiendo que por tener los conocimientos técnicos necesarios para hacer mil virguerías pueden tener alguna oportunidad, comienzan proyectos que nunca llegan a terminar, por falta de tiempo, dedicación, exceso de perfeccionismo o lo que sea.

Lo cierto es que no se puede conseguir mucho desde un circulo exclusivamente limitado a lo tecnológico, es muy importante comprender la importancia que tienen hoy en día unas bases mínimas de marketing, branding y comunicación para lograr seducir.

De nada sirven las capacidades técnicas de una persona o la calidad de un proyecto o servicio, si está eclipsado por soluciones mediocres o pensadas “para solucionarlo todo” que se venden como “el camino a seguir” para aquellos ciegos con hambre de tatuarse la etiqueta “innovación” en su pecho.

Y me da pena, todo el talento que conozco y he conocido, todo ese esfuerzo y horas metidas en aprender, adquirir soltura para crear o solucionar problemas, proponer soluciones que nunca fueron ni serán escuchadas, acabe descansando en el olvido como un formato de almacenamiento ya en desuso.

Muchas personas me han dicho a lo largo de mi carrera profesional la frase “cuando lleves más años en esto afrontarás las cosas con más calma”. Posiblemente si hubiese seguido en alguna empresa como en la que trabajaban esas personas llegaría el momento de asumir que mis inquietudes no tienen sentido, y eso es algo que siempre he procurado evitar.

He oído a muchas personas repetir la pregunta: ¿tú quieres ser Rey o Rico? refiriéndose a que si lo que quieres es lograr conseguir alguna proeza por lo que te consideren un rey o por el contrario, algo que te proporcione dinero a tí y a tus inversores. Yo personalmente lo que quiero es sentir que todo el esfuerzo, horas de sueño perdidas, experiencia y conocimientos técnicos adquiridos a base de cafeína, junto a otras cosas que he perdido o pongo en juego sirvan para llevar a cabo cosas de las que pueda sentirme orgulloso.

11 comentarios en “Conocimientos técnicos, ¿hasta dónde merece la pena llegar?”

  1. Hola

    simplemente no puedo mas que compartir tus sentimientos.. soy de una pequeña provincia de Argentina, donde sucede constantemete la infravaloración de nuestras capacidades y competencias.

    Hay tanto de cierto en tus palabras, aún siendo joven desarrollando (2 años) ya pase por empresas y el estado.. y ahora me encamino a mi empresa propia con compañeros. Es lo mejor que nos pudo pasar, el poder tener las riendas de nuestra imaginación!

    Saludos desde Misiones-Argentina, sigue así con el blog!

  2. Asier, hace mucho tiempo que no pasava por aquí, pero no he podido evitar leer este post.

    En tus palabras reconozco algunos de los temas que hemos ido hablando a lo largo del tiempo, y por lo tanto no puedo decirte otra cosa que te entiendo.

    Ante la pregunta “¿Quieres ser Rey o Rico?”, creo que buscas el equilibrio y desde mi punto de vista también debería ser así. Me he decantado demasiado por negros y blancos en el pasado y el gris también existe.

    Sobre lo de horas de sueño, no seas tan tozudo, no hace falta quitarte horas de sueño para lograr lo que te propongas, es un falso mito :-)

  3. Bueno pues yo es la primera vez que paso por aquí, no he podido resistirme a decirte que entiendo lo que dices y que en efecto la innovación, la ciencia, el conocimiento están infravalorados a favor de una cultura del pelotazo (o de la capacidad de hacerse rico lo más rápido posible) que ha terminado por minar muchas de las cosas buenas de este país.
    Mucho animo!!

  4. Estoy totalmente de acuerdo. Es realmente frustrante ver como en las consultoras, que presumen de vender excelencia, se hacen las más grandes chapuzas sólo con llegar en plazo, cómo son rechazadas una y otra vez las buenas soluciones porque requerirían un mayor esfuerzo y limitaría los márgenes comerciales,…etc. Es absolutamente desmotivador.

    En cuanto a lo de “¿Quieres ser Rey o quieres se Rico?” creo haberlo leído en el blog de Carlos blanco, pero el hacía referencia, si no me equivoco, a lo reacios que son algunos emprendedores a dejar entrar a inversores o ceder una parte de la empresa…quedarte con el 100% de nada (Rey) o ceder una parte a inversores y crecer mucho más rápido y generar negocio de verdad (Rico).

  5. Hola amigo mio

    Tiempo hace que no hablamos y creo que va siendo hora.

    Tu artículo de opinión es de lo mas esclarecedor para las personas como yo, que llevamos casi 20 años trabajando como técnicos de hardware.

    Tienes toda la razón al decir que en este pais no se valora la experiencia, solo el “saberse vender”. Y la mayoría de las empresas tienen un enfermedad: TITULITIS.

    Aquí importa un bledo que lleves toda la vida trabajando con ordenadores, y que montes, configures y optimizes una máquina con los ojos cerrados. “Vale, vale, eso está muy bien” te dicen, pero “no veo que títulos tienes, masters, MBA, etc..”. Y de nada vale que digas que lo que tu sabes no lo enseñan en la universidad española (siguen en su habitual ceguera con asignaturas que hoy en dia no se aplican en el trabajo diario).

    Las empresas (lease consultoras) quieren títulos para colgar en la pared y alardear que en su empresa hasta el portero es ingeniero informático (con todo mi respeto a las personas que trabajan de porteros o ingenieros informáticos).

    La verdad es que hay ofertas de trabajo para trabajar como técnicos de hardware (sobre todo ahora que hay crisis y se arregla todo, pues es caro comprar un ordenador nuevo), pero las condiciones son desoladoras: salarios irrisorios, condiciones cargantes para el empleado (tienes que usar tu coche),.. En fin, que a veces si que te dan ganas de cambiar de profesión. Y si te pones por tu cuenta, tienes que competir con empresas que tiran los precios de tal manera que tienes que trabajar con el cartel de “disponibilidad total” si quieres tener una mínima rentabilidad.

    Pero creo que hay un hueco para el optimismo. Pequeño, pero lo hay: quizás peque de optimista, pero estoy observando un cambio en las empresas de hardware (las que quedan con esto de la crisis) y es que ahora se preocupan por cuidar a los clientes pues no están las cosas para perderlos. Y si hay que escuchar las necesidades del cliente, eso conlleva pedir al técnico que “traduzca” lo que el cliente solicita.

    Y finalmente quisiera añadir que observo a empresas que buscan técnicos de experiencia pero que sepan arreglar de TODO. Es decir, no solo PC´s, sino también portátiles, servidores, sistemas de almacenamiento… Creedme que esto último es algo que está empezando a obsesionar a algunas empresas pues carecen de personal EXPERIMENTADO en ese tipo de sistemas. Y si tienes un título o no, les da un poco igual, con tal de meterse en un nicho de mercado que está algo vacio.

    Un saludo y a seguir escribiendo artículos de gran calibre.

  6. yo soy una usuaria pura y dura de las nuevas tecnologías – no tengo remordimientos en reconocer que gracias a los príncipes que renuncian a ser reyes y ricos puedo mantener un blog, crear contenido, usar redes sociales y mejorar mi negocio.
    en cuanto al reconocimiento, ni os cuento mis discusiones para hacer presupuestos con programadores, diseñadores y demás especialistas: primera respuesta más común: yo por eso no te cobro. segunda: precio ridículo
    salucos

  7. Pingback: meneame.net
  8. @Sergio saludos desde Barakaldo (España) y suerte con tu compañía!!

    @Mantero pues si hace tiempo que no das señales de vida, eso es que algo debes estar haciendo o viviendo ( lo cual es mejor aún ;)

    Sobre las horas de sueño, ahora duermo más, pero durante el día estoy mucho más activo… por lo que soy más productivo que antes, aún así me faltan horas.

    @David innovar conlleva una apuesta, pero como dices, existen personas que creen que si hay cosas que han permitido meter dinero en caja durante los últimos años, no hay motivo para cambiarlas.
    El problema es cuando el entorno cambia, o cuando quieres conseguir profesionales con un mínimo de inquietud.

  9. @Roberto las consultoras han conseguido que la palabra “consultor” o “consultoría” sea equivalente a “venta de carne”.

    Sobre lo de Rey/Rico, se lo escuché a Carlos Blanco hace año y medio y hace poco lo he vuelto a leer.
    En nuestra empresa tenemos el objetivo de crear un negocio de verdad, pero no para ser ricos en el sentido económico de la palabra, nos interesa mucho invertir en capital humano y conocimientos. De esa forma creemos poder crear una compañía que ofrezca servicios de calidad y perdure en el tiempo.

    @Joseba no puedo añadir mucho más a lo que has dicho. Muchos técnicos salvan el día a día y otros son los que se cuelgan y van a colgar las medallas, muy lamentable.
    Tengo pendiente un email para ponerte al día ;)

    @lucía, que un usuario final o 15000 puedan beneficiarse del trabajo de un desarrollador es algo muy grande para el que ha hecho el trabajo, sobre todo si dichos usuarios saben su nombre.

    El problema reside en las situaciones en las que un consultor sin conocimientos técnicos vende a un usuaio o una empresa, dicho trabajo que el desarrollador ha hecho de forma voluntaria gratuita a un precio desorbitado, adjudicándose indirecta o directamente ese conocimiento o esfuerzo.

  10. Amén. Lo que más me revienta son esos vividores que se capitanean las cárnicas a proyectos de la administración pública, cobrando millones por software a medida hecho por “idiotas” explotados, cobrando por mantenerlo (es decir, ir arreglando las cagadas que salieron en la primera versión), poseerlo y poco menos que por respirar (un ejemplo, http://twitter.com/santisaez/status/2394044012)

  11. Que duro este post, yo… que a mis 29 años empiezo a saber que es esto, que gracias a las 2.0 descubrí una pasión que poco a poco se convierte en trabajo, yo que ahora no entiendo un ordenador sin conexión, que deseaba adquirir algún conocimiento básico porque lo encuentro estrictamente necesario y entiendo que empecé la casa por el tejado, yo que encuentro este post, me destroza y no se si empezar o quedarme sólo en proyecto de usuario avanzado.

    No lo tenía que haber leído.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *