Sobre la incertidumbre

La incertidumbre, esa sensación que puede provocar inquietud a la hora de enfrentarse a lo desconocido, en mi opinión lejos de ser el “mayor enemigo para un emprendedor” como dicen algunos, yo más bien la considero una instructora e incluso una compañera de viaje.

Si bien es cierto que es duro al principio lidiar con ella, una vez que la conoces y aceptas que forma parte de tu camino, aprendes a disfrutar de su compañía.

Cuando te metes en una aventura como emprender con una empresa o por tu cuenta como autónomo, debes tener presente que vas a ser tú mismo el que se meta en y salga de situaciones difíces. Aquí no vale el echar la culpa a nadie, eres tú el que te arriesgas y ganas o pierdes.

Lo bueno del asunto es que, a medida que avanzas y aprendes ciertas cosas, puedes optar por plantearte las situaciones desde otra perspectiva. Y es que toda situación díficil es una oportunidad para aprender sobre tí y cómo salir adelante.

Vivimos en un país en el que nuestra sociedad normalmente tiene unos objetivos profesionales y personales concretos, muy bien definidos a lo largo de los últimos años y que rechaza toda opción que se salga dentro de su digamos, “círculo de seguridad”.

Acomodados en ese círculo de seguridad, toda opción fuera del mismo puede provocar tanto miedo que la más mínima idea de salir y enfrentarse a un montón de situaciones fuera de lo normal es rechazada sistemáticamente. Toda escusa es buena para permanecer en el círculo y, todo el que ha salido de él mismo con éxito según ellos ha sido exclusivamente gracias a la suerte,mientras que  los que no han tenido éxito simplemente son fracasados que se han metido donde no les llamaban.

Esto es aplicable tanto a lo personal como lo profesional, lo cierto es que no hay reglas escritas para vivir la vida y tener éxito mientras lo haces, pero lo que es seguro es que hay que mojarse para vivir y aprender cosas que jamás harías dentro “del círculo”.

Ahí es donde la incertidumbre es una gran maestra, te fuerza a reaccionar de forma distinta y aprender tanto de la situación en la que estás, como de las personas involucradas en la misma y sobre todo, de tus límites y posibilidades.

Casi siempre hay un camino posible para alcanzar un objetivo o salir de una situación no favorable y, en algunas ocasiones, es posible encontrar posibilidades que jamás te hubieses planteado.

En definitiva, es algo bonito.

3 comentarios en “Sobre la incertidumbre”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *