Tú, tu propio usuario

En el desarrollo de proyectos web, sobre todo en el desarrollo de proyectos que lideran emprendedores en internet, existe un factor con el que me encuentro a menudo y  que lleva a la mayoría de los mismos, al más contundente de los fracasos. Es un factor que es muy fácil de reconocer y que puede darte la cualidad de adivinar qué proyecto puede pasar de una primera fase y cuál no, en el 95% de los casos.

Dicho factor radica, en que el promotor del proyecto (que raramente coincide con el desarrollador del mismo) no sea, ni tenga el interés de ser, usuario del mismo.

Y es un factor muy típico, algo que lleva a muchas personas o empresas a forzar la innovación en áreas que ni conocen ni les interesa conocer.

Para muchas personas, el éxito de su proyecto en internet depende exclusivamente de los medios tecnológicos que lo sirven a los usuarios finales. Se habla de tecnologías, de metodologías de desarrollo, de financiación, de seo, de marketing… pero desde mi punto de vista por muy bien que se haga el trabajo en esas áreas, no sirve de nada si no se comparte el punto de vista de la demanda y en lugar de eso, nos encerramos en los argumentos que hemos creado para respaldar nuestra oferta. Sinceramente pienso que eso no tiene base alguna y cae, tarde o temprano, por su propio peso.

Es muy difícil, si no has trabajado en un área concreta antes o si no has consumido/disfrutado de los servicios o productos que buscabas en dicho área, que puedas detectar una forma de cambiar las reglas de juego. Es evidente que puede haber excepciones, pero sin duda veo necesario que al menos se parta de una base o de experiencia en otro área directamente relacionada a la que se pretende atacar.

Esto hace precisamente que la idea carezca de valor, por mucho que se invierta en ella económica o tecnológicamente. Y se nota claramente cuando un emprendedor se sabe desenvolver en el área por el que apuesta, conoce y le apasiona, ya que rompe las barreras que otros no saben detectar, con pequeños o grandes detalles que demuestran la solidez de su proyecto.

Sin más, esto era una pequeña reflexión que siempre me hace echar el freno cuando pienso en desarrollar algo en un campo sobre el cual no tengo ni idea.

2 comentarios en “Tú, tu propio usuario”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *