El miedo a perder

No hace falta conocer el peligro para tener miedo; de hecho, los peligros desconocidos son los que inspiran más temor.
Alejandro Dumas

Nos encontramos diariamente con personas que temen a cosas de todo tipo pero que, en algunos casos, son increíblemente valientes dando consejos.

Estamos tan acostumbrados a temer a la incertidumbre que podría ocasionarnos el hecho de cometer un error cuando tomamos una decisión importante (o no tan importante) que esto nos ciega y lo único que podemos hacer es desahogarnos con el primer tipo que nos haga caso y fantasear con lo que podríamos hacer o con lo que los demás podrían hacer.

A veces, la solución de muchos problemas o la toma de decisiones importantes requieren pensar no en la desgracia que supone acatar una acción (o lo que pensarán/dirán de nosotros si lo hacemos y más si luego nos equivocamos), sino en los posibles beneficios que al hacerlo podemos obtener, siempre y cuando podamos soportar los inconvenientes que la misma conlleva.

Es difícil cuando nuestra situación es cómoda, renunciar de cualquiera de las fuentes que nos proporcionan comodidad para obtener realmente lo que necesitamos o deseamos. Se me ocurren innumerables situaciones en las que esto es especialmente cierto: una relación estable que ya no es lo que ninguna de las partes quiere, una relación con un cliente “importante” (todos los clientes son importantes pero, algunos nos proporcionan más comodidad que otros), abandonar el país para buscar trabajo en el extranjero.. y podríamos seguir entre las decisiones que podrían cambiar en parte, nuestra vida.

Lo cierto es que en algunas ocasiones, cuando consigues enfrentarte al miedo de cara y te equivocas, no sólo descubres que puedes afrontar la situación sin hundirte en la más profunda de las miserias sino que ocurre algo maravilloso: aprendes.

En algunas ocasiones también puede llegar a ocurrir que la serendipia haga su trabajo y descubras nuevos caminos, personas o clientes que nunca hubieses esperado ni encontrado de no haber tomado esa decisión que tanto temías.

Es raro y duro, confiar lo suficiente en tu capacidad de resolución o saber que pase lo que pase vas a salir adelante, pero cuando lo haces toda mala experiencia se convierte en una oportunidad de aprender y sentir que estás aprovechando esta vida.

2 comentarios en “El miedo a perder”

  1. interesante tus aportacion, bueno recien estoy surgiendo en el mundo de la programacion y de la web, acabo de terminar mi carrera y bueno veo q eres una persona con extenso conocimiento me gustaria consejos y apoyo en ambito de conocimiento quisiera aprender mas y lo hago pero quisera una guia que halla superado problemas y cometido errores. un saludo aiser marques mi nombre es andres mi correo aruq_15@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *