Las normas sociales

Estos días me estoy releyendo el libro Las trampas del deseo de Dan Ariely, ya que tiene distintos ejemplos que explican ciertos resultados curiosos que estamos obteniendo de algunas de las acciones de marketing que estamos ejecutando desde Blackslot.

Uno de estos ejemplos relata un estudio práctico que se hizo en una guardería de Israel. En dicho estudio quisieron determinar si aplicar una multa a los padres que llegasen tarde a recoger a sus hijos, mejoraba visiblemente su puntualidad.

En Israel, según los profesionales que realizaron este estudio, se cree que el sentimiento de culpa es un buen medio para conseguir resultados de la sociedad.

El resultado del experimento fue desastroso, ya que los padres eliminaban automáticamente su sentimiento de culpa y sensación de fallo al pagar la cantidad acordada en la multa.

Lo sorprendente sucedió cuando en la guardería volvieron a quitar su política de multas y lejos de disminuir el número de retrasos, aumentaron tanto el número de padres que llegaban tarde como la repetición de las ocasiones en las que este hecho se producía.

La conclusión es que una vez que aplicamos una norma mercantil a una norma social, la norma social desaparece.

En esta misma línea otros estudios describen la forma en la que las personas que se encuentren en un entorno social, están más dispuestas a trabajar gratis sin importar demasiado el coste físico del trabajo, que a cambio de una cantidad modesta de dinero. Incluso en el caso de que ofrezcamos un regalo, estarían más dispuestos a realizar el trabajo por él sin conocer su valor exacto que sabiendo exactamente el precio del mismo.

El libro nos cuenta la conocida historia de un maestro samurai que enseñaba Kendo gratuitamente a sus alumnos. Un día le pidieron que les cobrase, ya que lo consideraban injusto, y su sensei les dijo que si tenía que poner un precio a sus clases, estaba totalmente seguro que ellos no podrían pagarlo.

Hoy en día en internet las reglas sociales lo son casi todo. No podemos introducirnos de cualquier forma ni fiarnos de nuestra lógica o de los resultados que obtendríamos en otro tipo de medios con determinadas acciones. Afortunadamente cada vez tenemos más herramientas para medir a corto plazo los resultados de nuestras iniciativas, aprender y reaccionar a tiempo.

Un comentario en “Las normas sociales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *