Una reflexión sobre el orgullo

Llevo un tiempo pensando sobre la importancia de tener orgullo, sobre todo cuando te tienes que enfrentar a cosas difíciles. El orgullo no te permite acomodarte y te da motivos para ignorar los intentos de los demás por convencerte de que tú no puedes hacer algo.

No te empuja a demostrar nada a nadie, sino a luchar con fuerza para confirmarte, a tí mismo, que eres capaz de todo lo que te propongas y más.

Reconozco que ser orgulloso es malo, yo lo soy y mucho, pero por suerte no soy soberbio. La soberbia a diferencia del orgullo te hacer creer que eres capaz de cosas sin tener la necesidad de trabajar ni adquirir los conocimientos para conseguirlas.

Admiro a la gente que sabe tragarse el orgullo teniendo una serenidad y templanza dignas de admiración. Es algo que trabajo día a día por conseguir.

Esta tarde pensaba en un simil entre el orgullo y una espada samurai. Creo que podría resumir la idea con esta afirmación: el orgullo es como una espada samurai, te permitirá vencer a todo lo que intente atacarte, pero es más elegante cuando está enfundada.

3 comentarios en “Una reflexión sobre el orgullo”

  1. Toma reflexión. Me ha gusta la última frase: “el orgullo es como una espada samurai, te permitirá vencer a todo lo que intente atacarte, pero es más elegante cuando está enfundada”. Si soy orgullosa? pues en lo de luchar sí, sino no llevaría años luchando para seguir adelante por lo que quiero, pero en el tema personal no lo soy, soy tonta :) ojala me pudiese el orgullo en ocasiones para así no me tomasen a pitorreo. Así que si tú eres así en ese sentido, contamíname jajaja

  2. como no podia ser de otra manera, la definicion de soberbia me lleva la frase de una pelicula; “tu ego extiende cheques que tu cuerpo no puede pagar, muchacho”

    lo curioso es que la soltaron en una parodia de peliculas militares si no recuerdo mal (Hot shots, gloriosa donde las haya)

    Chapó por tu escrito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *