No contar tus metas

Derek Sivers es una de las personas que más me inspiran en el mundo, es una pena que no haya tenido la oportunidad de desvirtualizarlo todavía.

Esta semana descubrí la siguiente charla en TED y me dio mucho en qué pensar. En ella se comenta cómo nuestro cerebro confunde lo que socialmente anunciamos que vamos a hacer o estamos haciendo, asumiéndolo como algo que realmente ya hemos hecho.

Una de las cosas de las que me suelo arrepentir es que suelo comentar demasiado pronto mis ideas cuando las veo perfectamente factibles o empiezo a ejecutarlas. No siempre termino la ejecución, o cuando lo hago, puede ser años después de cuando las he empezado.

En mi caso puede que no termine de ejecutar algo por los siguientes motivos: me he dado cuenta de que no era tan buena idea como pensaba, he priorizado otras cosas más importantes sobre la misma, la he aparcado para ejecutarla más adelante o estoy en proceso de solventar un problema clave en la misma.

La ejecución de una idea no se percibe bien cuando no se ejecuta a corto plazo, aún cuando sea imposible ejecutarla de forma adecuada en un periodo corto de tiempo. Psicológicamente y a nivel de negocio, también es un problema no ejecutar rápido, de ahí la importancia de planear buenos MVP.

Hasta ahora, sólo le había dado importancia al guardar en secreto los proyectos de mis clientes y no me preocupaba exponer abiertamente los míos a pesar de que alguien pudiese criticarme por no terminarlos. Sin embargo, la siguiente charla me ha roto un poco los esquemas y he estado pensando en que puede ser buena idea aceptar el consejo.

4 comentarios en “No contar tus metas”

  1. Pues creo que este señor tiene toda la razón, sólo he podido acabar los proyectos que por alguna razón no le había contado a nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *