Vas a cobrar

shutupandtakemymoneys

Esta mañana he visto como Rafa Vargas exponía en Twitter cinco puntos sobre que él ve claves a la hora de cobrar por tu trabajo y me decidido a aportar mi punto de vista inspirado un poco en su punto de vista.

Sus puntos eran los siguientes:

  • Cobrar por adelantado los presupuestos detallados.
  • Ofrecer un % de descuento sólo a quien pague por anticipado.
  • Eliminar cualquier tipo de flexibilidad en los pagos. Con la excepción de 50% al principio y 50% al final.
  • Introducir una penalización por cambios en un proyecto de 50€ + coste de ejecutar el cambio.
  • No trabajar con quién no quiera hacer sacrificios y compromisos para estar en Internet.

Voy a exponer mi visión sobre estos temas:

Cobrar los presupuestos

Yo en este sentido no cobro los presupuestos pero sí que es necesario que el cliente contrate una consultoría en el que se define el producto al detalle antes de empezar a plantear detalles técnicos a nivel de código o infraestructura.

Me es indiferente que esa consultoría la contrate en mi agencia o se la haga otro proveedor pero sin ella, es muy difícil trabajar bien e incluso hacer un presupuesto realista.

Sí que es una faena el invertir tiempo en redactar el presupuesto y que este no salga, pero eso forma parte del trabajo. Me gusta pensar siempre que eso es como una tarjeta de visita, que el cliente guarda en su memoria y la rescata cuando alguien le pregunta por proveedores a los que contratar.

Descuentos

Si un cliente te paga por adelantado hay que premiarlo de alguna forma, esto es así y una forma habitual de hacerlo es con un descuento.

Es peligroso sin embargo hacer descuentos en situaciones en las que te gusta el proyecto pero el cliente no puede invertir o la persona es un conocido tuyo. En los segundos casos me he arrepentido siempre y en los primeros en muchas ocasiones.

Un buen caso en el que aplicar descuentos bajo mi punto de vista suele ser cuando tienes clara una estrategia en la que tienes un target o perfil de cliente muy claro, o es una temporada concreta u otra situación en la que tengas una estrategia pensada.

En mi caso, desde Simettric ofrezco un precio bastante más bajo de desarrollo a microempresas y startups españolas con respecto a empresas grandes o startup de fuera de España.

Flexibilidad de pagos

Esto depende mucho del cliente, de ti y de la situación de cada uno. En el contrato siempre hay que marcar cómo se harán los pagos del trabajo y es imperativo el solicitar un porcentaje por adelantado. De hecho yo no considero como confirmado un proyecto sin un adelanto y en esto nunca hay problemas si tratamos con empresas y clientes normales.

Los problemas suelen llegar al finalizar el proyecto. Si hay mucho retraso en el pago final y la situación es comprensible, yo suelo ofrecer la posibilidad de pagar de una forma flexible.

Es una faena estar detrás de alguien para que te pague el trabajo y dedicación que le has puesto. Por desgracia hay que estar preparado también para esto y saber cómo actuar.

Es un tema complicado este, creo que para evitar esto es importante seleccionar bien los clientes, no depender mucho de uno solo y si se da el caso, mantener la serenidad y sin ser pedante (al menos al principio), reclamar lo que es tuyo.

Gestión de cambios en lo presupuestado

El hacer un estudio de producto realmente reduce bastante el número de cambios que puedan surgir durante el desarrollo. Sin embargo creo que debemos ser pragmáticos y asumir que va a haber cambios siempre y debemos estar preparados para ellos. Eso sí, si los cambios son a nivel de modelo de negocio, entonces es que se ha hecho una mala definición del producto o realmente se ha cometido un error de comunicación importante.

En mi opinión, lo mejor para evitar todo esto es hacer un producto mínimo viable, para reducir las posibilidades de cambio, salir antes al mercado y tener un mejor producto con más margen de adaptación a menos coste.

Si esto es inviable no queda otra que presupuestar los cambios aparte o cambiarlos, si es posible, por otras funcionalidades que tengamos previstas implementar cuyo coste y dificultad sean equivalentes a los cambios demandados.

Y como nota, creo que además del coste económico es importante que el cliente valore el tiempo de estos cambios. Para mí es mucho más valioso el tiempo que el dinero actualmente por lo que si se producen cambios, siempre intento comunicar que el tiempo de entrega se puede ver y se verá afectado.

Saber con quién trabajar

De esto ya he hablado por aquí antes. Es importante que para ser feliz haciendo lo que hacemos seleccionemos muy bien con quien vamos a trabajar.

Al final somos todos seres humanos y como en todo tipo de relaciones entre humanos, hay que saber muy bien a quien quieres a tu lado y sobre todo a quién no.

Para mi elegir a tus clientes es clave a todos los niveles y es un factor decisivo para que todo vaya genial o por el contrario todo termine convirtiéndose en un infierno.

 

Un comentario en “Vas a cobrar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *