Un pequeño paréntesis

Es imposible para mi en estos momentos escribir lo que ha supuesto en mi vida mi paso por Sevilla de estos dos últimos años.

Vista desde las Setas

Puedo decir que Sevilla es una ciudad con un potencial brutal y cuenta con gente trabajando día a día para hacer que así sea.

Las personas que hemos nacido y crecido en el Gran Bilbao tenemos muchas cosas que aprender tanto de ella como de su gente. Y creo con rotundidad que el punto de vista sobre la forma de ver la vida en la parte sur de España es algo que todos deberíamos experimentar más allá de una visita por varios días, una película de dudosa calidad o una serie.

Mi aventura por el sur cierra una primera parte, que tendrá su secuela después de un pequeño paréntesis ya que como algunos ya sabéis, me he mudado por un tiempo a Cihuri, un pequeño pueblo al norte de La Rioja perdido entre viñedos.

Mis objetivos al cambiar mi contexto de Bilbao trasladándome a Sevilla eran demasiados y algunos muy pretenciosos. Quería ampliar mi perspectiva personal, cambiando cosas de mí que no me gustaban, a la vez de crear productos propios en mi agencia Simettric reduciendo el tiempo dedicado a ofrecer servicio a clientes. Esto último no lo he conseguido.

Estos dos años he experimentado mucho a nivel personal, he dejado muchas cargas en forma de “demonios” atrás y he ganado muchísimo en perspectiva. No podría valorar en dinero este cambio de ver la vida y lo que he aprendido sobre mí.

En lo profesional tampoco me ha ido mal precisamente. He invertido mucho tiempo en I+D (sobre todo en la parte de desarrollo mobile), en Simettric contamos con nuevos colaboradores y nuevos clientes.

Sin embargo, últimamente me quedaba un sentimiento agridulce que me atormenta un poco al no haber podido cerrar proyectos internos que en algunos casos con un poco de dedicación estarían ya en “el mercado”. Antes de plantearme crecer con Simettric necesitaba quitarme esta espina.

Por lo tanto, mi idea con este nuevo cambio es reducir el tiempo de servicio a clientes para poner más foco en proyectos y productos internos que muestren la esencia que quiero como filosofía de desarrollo en Simettric y sirvan para dibujar su futuro.

En lo personal también tengo el objetivo de mejorar notablemente mi salud física, manteniendo mi reciente cambio de alimentación inspirado en la dieta de carbohidratos lentos que aparece en 4hour body de Tim Ferriss y aumentar mi dedicación al deporte. La verdad es que en estos dos años no he cuidado nada mi alimentación y eso no ha sido nada positivo.

Sobre el tema del deporte, durante estos dos últimos años he intentado adquirir una rutina de salir a correr sin éxito. Aunque he tenido temporadas de varias semanas saliendo, no he podido ser constante al final y he terminado por romperla. Sin embargo, desde hace unos meses he empezado a practicar el remo indoor y de momento hasta este mes he tenido una dedicación aceptable.

Echaba de menos el remo, deporte que practiqué hace más de diez años en el club sestaotarra Kaiku y ha sido genial volver a ello, aunque sea de forma Indoor. He de decir también que Sevilla cuenta con un club de remo con unas instalaciones brutales, pero por falta de tiempo no me apunté y preferí realizar el entrenamiento por mi cuenta.

He hecho y me han pasado muchas más cosas interesantes durante estos dos años. Los que me seguís en persona o por Twitter ya las conocéis de sobra, pero ahora mismo creo que no las he asimilado lo suficiente como plasmarlas en un único post.

Cuando estás en movimiento conoces a gente nueva, gente increíble, y te metes en mil fregados que al final te hacen aprender y conocer a más personas de esas que merece la pena tener en tu vida a nivel profesional, personal o ambas si eres afortunado.

Estoy muy emocionado de empezar este nuevo año experimentando este paréntesis en un sitio brutal y tranquilo, donde el contexto rural creo que me va a aportar también nueva perspectiva y serenidad para cumplir los objetivos que me marcado.

Ya os iré contando por Twitter y también podéis leer la lista de cosas concretas en las que ando metido.

Felices fiestas y urte berri on!

8 comentarios en “Un pequeño paréntesis”

  1. Como buen emprendedor te deseo ¡éxito! (hay que conseguirlo) y no “suerte” (puede o no puede suceder) :)

    Un nota por experiencia propia: los cambios personales importantes no llegan solo por cambiar de lugar (yo cambie de ciudades, países y continentes…); el verdadero cambio proviene de una intensa búsqueda interior acerca de lo qué queremos lograr independientemente de donde queremos residir.

    1. Mario, yo no soy emprendedor, no me considero así, pero te agradezco mucho tus palabras, muchas gracias de verdad.

      Y te agradezco tu consejo. Cambiar de sitio es una forma que tengo de mantenerme activo, ampliar perspectiva y eliminar prejuicios.

      Cambiar de contexto puede que no te repare del todo cuando estás roto, pero sí que te hace ver la vida con más matices.

      Un abrazo!

  2. Hola,

    Continuaste la dieta de los carbohidratos lentos? Yo la estuve siguiendo una semana y no aguanté más, al final opté por dieta mediterránea (muchas ensaladas) y fitness durante dos meses y perdí todo el sobreexceso (cerca de 8kg) que había ganado en 2 años de alimentarme fatal y vida megasedentaria.

    PD: Ánimo con el cambio

  3. Tambien soy de Bilbao. Naci alli y vive durante un cuarto de siglo y he emigrado a otras tierras y ademas conozco la Rioja. De hecho me vivo en Logroño.
    La distancia te permite ver lo encerrada que esta la mente de muchas gentes de esa tierra que, por otra parte, tiene otras cosas grandiosas.

    Ya lo decia MCD “Bilbao es una puta de la que no podemos escapar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *