Producto y empresa

Me encuentro en un momento de reflexión personal que tiene como objetivo decidir si en los próximos cuatro años invertiré en ampliar mi formación en diseño (y gestión) de producto o si apostaré en formarme muy en serio en el ámbito de empresa.

Lo que he aprendido y conseguido con la práctica en ambos campos durante los últimos diez años me hace estar hambriento de seguir avanzando para alcanzar un buen nivel de conocimiento y experiencia en los mismos.
De hecho, no es que vaya a dejar de formarme en un campo por profundizar en el otro (no funciono así) pero sí que esta decisión es lo suficientemente importante como para condicionar mis próximos pasos.

Hace años hice la reflexión de que la tecnología es algo que me gusta pero lo que me apasiona de verdad es crear productos. Productos que den valor y que se usen.

Gracias a mis conocimientos y experiencia puedo crear productos de software con relativamente “poco” esfuerzo e inversión, pero me encantaría crear productos también fuera del ámbito tecnológico.

Por otro lado, me apasiona vivir la experiencia en la que esos productos o servicios pasan de generar ingresos tímidamente a generar beneficios. El reto se vuelve aún más interesante cuando finalmente consigues que dichos beneficios no dependan de que tu negocio te absorba por completo, sino que te permitan crear equipos que funcionen como un reloj, con una filosofía y forma de hacer las cosas claras.

La creación y gestión de negocio es un mundo tremendamente interesante para mí, desde la parte financiera en la que literalmente es donde se aprende la realidad de los recursos económicos de los que dispones hasta la estrategia en la que diseñas los pasos que como equipo vais a dar para crecer todos juntos como empresa y como personas.

En definitiva son dos cosas que me apasionan y de las que sigo aprendiendo cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *