2017, un año dedicado a reparar

Este año me he dado cuenta de que me gusta mucho el término reparar. Reparar no sólo significa arreglar cosas sino también darse cuenta de cosas. Creo que si tengo que resumir este año con pocas palabras, sería como “un año dedicado a reparar”.

Enero empezó con mucho estrés acumulado que se juntó con más estrés y decisiones difíciles a tomar durante ese mismo mes.

La primera semana Febrero tuvimos nuestro sexto Bilbostack. Un Bilbostack en el que hubo cambios de última hora y tras el cual tomamos la decisión de hacer las cosas un poco distintas, sentando las bases de lo que vamos a poder disfrutar este próximo año, el 27 de Enero. Estamos muy ilusionados ya que su organización ha sido un reto durante prácticamente todo el año.

A nivel personal, ese mismo mes, tomé la decisión de plantearme un único objetivo para este año, priorizándolo sobre el resto de cosas: tomarme muy en serio mi salud.

Durante los últimos diez años he creado y defendido –siempre con recursos propios– tres negocios desde cero, en solitario o junto a la ayuda de otros socios brutales. Esto me ha permitido aprender muchísimo, sobretodo de gestión, y tener una libertad de investigación tecnológica a la que no puedo poner precio.

Además, gracias a la ayuda otras personas increíbles, he tenido también la experiencia de organizar eventos y comunidades durante los últimos siete años.

El año pasado ya empecé a tomarme en serio el disponer de algo más de balance personal. Este año al empezar con un estrés brutal en Enero, decidí empezar “a repararme” desde cero.

Al establecer un único objetivo ha sido bastante fácil priorizarlo sobre el resto de cosas a la hora de tomar decisiones. Y puedo decir que he tenido éxito.

He empezado por bajar volumen y peso, además de añadir rutinas sólidas de actividad en mi día a día. No quería tomar medidas temporales sino cambios permanentes que funcionasen a largo plazo y sobretodo que se basasen en pautas que fuesen más sencillas de llevar que todo aquello que había intentado durante años anteriores.

Al pensar en todo esto recordé especialmente una respuesta de Chris Pratt en una entrevista con motivo del estreno de la primera entrega de Guardianes de la Galaxia. Podéis ver su respuesta aquí (minuto 18:00).  Creo que merece la pena escucharlo ya que es el mejor consejo que puede recibir alguien que desee ponerse en forma después de año de descuidarla o no haberla tenido en absoluto.

De 104 kilos que pensaba en Febrero, termino el año en 90,9. Mis expectativas eran terminar en 86, pero estoy satisfecho ya que no he hecho ningún tipo de dieta especial, simplemente he dejado de tomar malas decisiones a la hora de alimentarme. Estoy seguro de que en algún momento del 2018 voy a llegar a esa meta sin problema.

Pero el verdadero logro que he conseguido este año, después de varios años intentándolo sin éxito, ha sido el crearme una rutina sólida de correr. Actualmente salgo tres veces por semana, haciendo una distancia de ~10km. Estoy muy contento de haberlo conseguido y he notado mejoría a muchos niveles gracias a la misma. He tenido una mejoría brutal a nivel de respiración y de sueño.

Además de conseguir esto, me he tomado en serio las visitas al dentista, hacerme análisis y chequeos… algo que hacen las personas más inteligentes que yo que saben desde siempre que hay que cuidar de tu salud. En mi caso, básicamente han sido años en los que cuidaba más de la salud de mis gatos que de la mía.

Dos cosas también muy importantes para mí en este sentido y que he seguido haciendo durante este año han sido meditar cada día y trabajar de pie. Totalmente recomendables ambas.

Este año he dejado bastante de lado el remo indoor a favor de correr, espero volver a practicarlo más durante al año que viene.

Otra cosa que he hecho poco este año ha sido viajar y lo he echado muchísimo de menos. Básicamente la mayoría del tiempo he estado entre Cihuri, el pueblo de la Rioja donde vivo actualmente y Barakaldo. Este es un punto importante a mejorar cara al año que viene.

El año pasado tomé la decisión de reducir al máximo las charlas que impartía en eventos y conferencias. Este año he dado únicamente dos, una privada sobre negocio SaaS en Bilbao y otra sobre la plataforma de eCommerce Sylius en el evento deSymfony de Castellón.

Estoy dándole una vuelta al tipo de charlas y talleres que quiero impartir en eventos. Creo que hablar meramente sobre herramientas para mí no tiene sentido y carece de valor. De hecho, lo más interesante para mí es la perspectiva que te puede aportar una charla desde la experiencia real de alguien.

En este sentido estamos trabajando desde la asociación elComité en la curramos Diego, Fran y un servidor para acercar profesionales del sector tecnológico junto a creadores en otros sectores. Este año ha sido intenso en elComité y es la antesala de lo que está por venir los próximos años.

En elComité estamos conociendo a gente increíble que más que hablar, realmente hace cosas. Y cosas realmente interesantes. Queremos viajar más y traernos a gente increíble de otras zonas a Bilbao para que nos transmita su experiencia. Y queremos organizar eventos en colaboración con otras comunidades de otras ciudades fuera de Bilbao.

A nivel personal este año, ha sido increíble escuchar a Miriam Millán sobre cómo comunicar además de recibir las experiencias de todos y cada uno de los profesionales que han compartido en los 360conexion que hemos organizado, ha sido brutal escuchar hablar durante horas a un maestro del arte de tostar café (mientras saboreábamos el fruto de su experiencia) pero lo que me ha resultado invaluable a todos los niveles ha sido aprender a trabajar la madera utilizando técnicas artesanas tradicionales japonesas.

Este ha sido otro hito de este año: acercarme al mundo de la madera. Tanto Diego como yo teníamos pendiente el aprender a trabajarla. Pero ambos, por puro desconocimiento, asumíamos que necesitábamos un taller con infinidad de herramientas y equipamiento. Este año gracias a Fico, nuestro maestro artesano de Asturias, hemos podido perderle el miedo a empezar a hacer cosas con esta tecnología presente en la humanidad desde hace miles de años. No creo que el más potente de los iMac me hubiese hecho más ilusión que cuando recibí mi primer serrucho japonés.

El año que viene

Para el año que viene tengo previstos varios cambios importantes. Algunos pasos ya los he dado y otros va a ser todo un reto darlos.

Echo de menos un poco de acción profesional y de equipo. En este sentido el cambio va a ser muy radical, pero esto ya os lo contaré más adelante :)

La formación es algo crítico para mí. El año que viene voy a tener otro objetivo principal que va en este sentido: mejorar mi inglés. En este sentido ya he empezado a trabajar en serio y una herramienta principal que estoy utilizando es Lingoda. (Gracias Mary por recomendármela!)

Mis fuentes para obtener formación suelen ser varios, pero mis principales para este 2018 son:

  • Safari Books Online. Como un spotify de libros profesionales. Estoy suscrito desde hace años, es imprescindible para mí.
  • Lingoda. Para aprender idiomas con profesores nativos. (Código de descuento 75€ el primer mes: G-3YJTC9)
  • Pluralsight. Una plataforma de formación de calidad para desarrolladores, diseñadores y otros profesionales en el mundo tecnológico.

Este año también he decidido que a largo plazo me gustaría conducir mi carrera profesional hacia el diseño y la gestión del desarrollo de productos. Y no sólo productos basados en software o tecnológicos.

Aunque tengo varios años de experiencia en el campo de producto, tengo muchísimo que aprender aún.

He estado investigando bastante sobre las opciones de formación oficiales en este sentido y la verdad es que me generan un montón de dudas.  Pero las no oficiales me generan aún más dudas todavía.

Creo que cara a los próximos diez años es posible que me anime a cursar en alguna universidad el  Si alguien lo ha cursado o imparte clases y puede darme su opinión, se lo agradecería bastante.

Además de aterrizar, definir criterios de aceptación, priorizar valor y medir el uso de las diferentes inversiones en un producto, el diseño del mismo es algo que me interesa prácticamente desde que empecé a desarrollar software. Especialmente el diseño de interacción y de UI.

Hoy he leído este artículo de Diego que comparto bastante. Hay bastantes pocas opciones que den confianza ahora mismo en este sentido a pesar de haber una gran oferta de másters y cursos.

Como conclusión, para no alargarme más, este año ha sido de parar, reparar y repararme para empezar un 2018 cargado de retos que espero compartir con vosotros/as y también cómo no, desvirtualizaros o volver a veros en el Bilbostack de Enero o en cualquier evento en los que podamos coincidir durante este año.

5 comentarios sobre “2017, un año dedicado a reparar”

  1. Hola Asier,

    Enhorabuena por ese estupendo repaso al 2017 y por “diseñar” un 2018 que tiene muy buena pinta.

    Me encantan estos posts porque me hacen reflexionar. Por ejemplo, del tuyo me ha encantado la sencillez y la humildad que muestra Chris Pratt en el video que recomiendas. También, la dieta de charlas… no a consumir, sino a “cocinar”. Yo pienso y siento lo mismo que tú: antes de dar charlas, tengo que vivir experiencias que merezcan la pena ser contadas.

    Espero que acabes 2018 completamente reparado ¡Un abrazo!

    1. Gracias David,

      2018 va a ser un año muy interesante y creo que no sólo para mí, se nota bastante movimiento “en la fuerza” :)

      Gracias por leerme y espero que tengas buena entrada de año!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *