Cosas que he aprendido en 2016

El equilibrio lo es todo.

Es el verdadero éxito. Pero no quiero sonar como un abraza-árboles, creo que se puede tener los pies en la tierra, buena economía y satisfacer tus necesidades creativas. Esta misma semana Derek Sivers ha escrito sobre el tema.

Con salud y conocimiento, tú pones las reglas de cómo vas vivir.

Y relacionado…

Si algo es demasiado difícil puede ser un síntoma de que lo estás haciendo mal.

Que algo te resulte demasiado difícil durante un periodo largo de tiempo, es un síntoma de que posiblemente estés obcecado en hacerlo de una forma enrevesada y haya un camino más fácil o puede que otro momento más adecuado.

Actualmente, para hacer funcionar un negocio SaaS (Software como servicio) necesitas un canal de venta.

Sin un canal de venta, vas a tener únicamente un producto SaaS difícil de vender.

No obstante, aunque vendas poco, puede ser factible alcanzar tu objetivo si este es simplemente conseguir una vía adicional de ingresos recurrentes en lugar de buscar crecer exponencialmente como quien buscó El Dorado.

Pero hay que saber qué es lo que quieres y si quieres un negocio que crezca, necesitas un canal de venta sí o si.

Las personas que viven, cambian.

Y hay momentos en los que puedes encontrarte (de verdad) con personas que ya estaban a tu lado.

Todo el que hace, merece respeto.

Nada más que añadir.

La constancia es la mejor aptitud.

La constancia hace que las cosas se hagan y crezcan. Y que las personas que la aplican, crezcan también.

Twitter mola, si eliminas todo el input negativo.

Mi relación amor odio con Twitter ha llegado a su fin. He aceptado que ya no se puede usar como lo usábamos en el 2007 y he tomado la decisión de hacer unfollow a toda persona que era constante en expresar negatividad.

No me malinterpretéis, no me gusta la falsa positividad, de hecho la aborrezco y creo que es la raíz del odioso postureo actual. Sin embargo, creo que entrar a Twitter a aportar negatividad, quejas o cosas similares exclusivamente es lo fácil, sobre todo si no van acompañados de autocrítica.

En ese sentido me gusta más instagram y me resulta curioso ver que personas que se quejaban continuamente de todo en Twitter, en instagram parecen felices. Que sea real o no, es su problema, pero no me apetece estar en un canal para consumir mal rollo.

Yo he pecado de esto también e intento no caer en ello. Obviamente esta es simplemente mi opinión.

El feminismo es lo más importante que debes respetar como ser humano en estos momentos.

Sobre todo si no estás a gusto cuando ves actitudes claramente machistas o crees que el feminismo es una palabra mal elegida, es importante (y enriquecedor) abrir la mente y leer sobre el tema.

Probablemente te hayas encontrado con postureo (en Twitter), con quien escribe barbaridades (sin poner su nombre real) para provocar a quien no está en su misma línea de pensamiento, con quien se fustiga (en Twitter) por ser hombre, con quien lo mezcla con otros temas como política, veganismo etc. y con quien sube vídeos diciendo gilipolleces como que los “feministas follan mejor” o “tienen más sexo“. Yo he visto las cosas de forma distinta cuando he empezado a ignorar todo esto.

Existe literatura escrita sobre el tema, pero para mí lo más interesante ha sido el conocer e investigar figuras femeninas que han hecho cosas relevantes a lo largo de la historia(relacionadas o no con el feminismo) y fueron obviadas totalmente e incluso asesinadas miserablemente.

También hablar con mujeres de todo tipo sobre su visión de este tema te va a aportar cosas que igual todavía no ves de forma clara. Poco a poco vas a entender realmente que nos han educado según una cultura con base fuertemente católica que no respetaba la igualdad y empezarás a ver más cosas sutiles en tu día a día que no te van a gustar, con las que no estás cómodo, al igual que no te gusta ni estás cómodo con el machismo más evidente.

Aunque hay quien es agresivo a la hora de hablar este tema, en mi opinión no tienes por qué estar de acuerdo con todas las opiniones sobre el mismo, pero el que abras los ojos es importante para que el mundo sea mejor y seamos mejores como sociedad.

YouTube es un canal muy potente e interesante.

La verdad es que una cosa que este año he investigado y me resulta bastante interesante, hay contenido muy bueno si lo sabes buscar y tengo previsto hacer pruebas con este canal durante el año que viene.

deSymfony2016

Hace unos días pudimos disfrutar de la conferencia más importante de habla hispana sobre Symfony y su ecosistema. Llevaba tres años sin celebrarse y lo echábamos de menos.

Para mí, deSymfony no es solo una conferencia, es una comunidad. Una comunidad brutal. Es poder volver a ver y charlar con personas excepcionales a nivel profesional y personal.

Personas que empezamos siendo contactos y hemos acabado siendo grandes colegas profesionales e incluso amigos. Hasta tal punto es esto, que hay personas que acuden a la conferencia para compartir unos minutos con esta gente aunque ya no trabajen con Symfony o php siquiera.

Y los organizadores. Es impresionante lo que han creado y su preocupación para que todo salga bien y darnos el mejor trato posible. David Castelló, Javier López, Javier Eguiluz, Marcos Labad, Nacho Martín y también Ariel Ferrandini, son auténticos héroes no solo por hacer un evento como este, sino por cuidar de esta comunidad y escucharla.

Este año tenía como objetivo tomarme un descanso de dar charlas pero la excepción ha sido obligatoria para este evento.

Se me había olvidado la presión por el nivel del resto de ponentes y de los asistentes. Y es que deSymfony se caracteriza porque cualquiera de los que están entre el público puede dar una ponencia de nivel.

He echado en falta a grandes amigos que no pudieron venir a España para acudir a esta cita, espero poder volver a verles pronto para compartir un café o unas cervezas.

Ahora solo queda esperar al próximo deSymfony, que estaría genial volver a disfrutarlo en una ciudad más pequeña que Madrid o incluso en algún pueblo de los que tenemos repartidos en España, para que la experiencia sea tan brutalmente buena como lo ha sido hasta la fecha o incluso mejor.

Producto y empresa

Me encuentro en un momento de reflexión personal que tiene como objetivo decidir si en los próximos cuatro años invertiré en ampliar mi formación en diseño (y gestión) de producto o si apostaré en formarme muy en serio en el ámbito de empresa.

Lo que he aprendido y conseguido con la práctica en ambos campos durante los últimos diez años me hace estar hambriento de seguir avanzando para alcanzar un buen nivel de conocimiento y experiencia en los mismos.
De hecho, no es que vaya a dejar de formarme en un campo por profundizar en el otro (no funciono así) pero sí que esta decisión es lo suficientemente importante como para condicionar mis próximos pasos.

Hace años hice la reflexión de que la tecnología es algo que me gusta pero lo que me apasiona de verdad es crear productos. Productos que den valor y que se usen.

Gracias a mis conocimientos y experiencia puedo crear productos de software con relativamente “poco” esfuerzo e inversión, pero me encantaría crear productos también fuera del ámbito tecnológico.

Por otro lado, me apasiona vivir la experiencia en la que esos productos o servicios pasan de generar ingresos tímidamente a generar beneficios. El reto se vuelve aún más interesante cuando finalmente consigues que dichos beneficios no dependan de que tu negocio te absorba por completo, sino que te permitan crear equipos que funcionen como un reloj, con una filosofía y forma de hacer las cosas claras.

La creación y gestión de negocio es un mundo tremendamente interesante para mí, desde la parte financiera en la que literalmente es donde se aprende la realidad de los recursos económicos de los que dispones hasta la estrategia en la que diseñas los pasos que como equipo vais a dar para crecer todos juntos como empresa y como personas.

En definitiva son dos cosas que me apasionan y de las que sigo aprendiendo cada día.

Mis últimos cuatro meses

Hace cuatro meses me establecí en Cihuri, La Rioja con el firme propósito de realizar cambios en mi agencia Simettric e impulsar ideas de servicios que se desarrollarían como producto propio de la misma.

Haciendo retrospectiva, básicamente esto cuatro meses han sido de acondicionar mi zona de trabajo, conseguir una buena instalación de fibra en un pueblo de unos 200 habitantes, diseñar los servicios a desarrollar y coordinarme con las personas con las que los estoy llevando a cabo.

En mi mente esperaba tener ya al menos un par de MVPs en el mercado pero la realidad siempre nos termina dando un guantazo que nos estampa contra el suelo. El mayor guantazo ha sido un pequeño susto en uno de mis ojos –por una cicatriz en la córnea que me acompaña desde hace algunos años, pero ya estoy totalmente recuperado.

En estos momentos no me motiva la idea de hacer crecer una agencia que ofrezca únicamente servicios de desarrollo de software a clientes, como otra más. Esto me ha llevado a parar la entrada de proyectos de clientes durante este periodo.

Realmente los servicios de desarrollo de software generan una entrada de caja muy atractiva a corto plazo pero son muy caros en tiempo. Para que no absorban todo el tiempo del que dispones hay que saber digerir la demanda, saber elegir a tus clientes y gente con la que sacas el trabajo adelante, gestionar muy bien tus recursos y definir el producto a desarrollar.

Por ello, el combinar los servicios de desarrollo para clientes con el desarrollo de producto propio parece una utopía muy difícil de conseguir, imposible incluso si lo haces desde España. Llevo cinco años invertidos en transformar esta utopía en una realidad. Este será mi tercer intento, quizás el más agresivo.

Creo que una de las mejores decisiones que estoy tomando es la de ejecutar los proyectos con otra gente que –a excepción de uno de los mismos– son de otro perfil distinto al tecnológico.

Al margen de Simettric, en 4visions estamos haciendo avances muy significativos y es un momento muy emocionante para todo el equipo. Es el momento en el que ya tienes los productos en el mercado, mides su uso y vas consiguiendo las primeras ventas de suscripción. Cualquier persona con experiencia vendiendo SaaS o hosting sabrá exactamente de lo que hablo.

En el plano personal, este periodo de tiempo que puede parecer bastante breve, ha sido invertido en una reflexión mental muy intensa, muy útil para definir próximos pasos de una estrategia a medio-largo plazo pero también para deshacerme de prejuicios y alguna otra cosa que te van agotando sin aportarte valor. Creo que podría definirlo como una recarga de baterías mientras defino las bases de lo que se va a construir el año que viene y en los próximos años.

He empezado a deshacerme de cosas que tenía que gestionar y que no me aportaban nada en realidad, solamente ruido. Por ejemplo, he vendido a precio de coste casi todos los dominios que tenía sin utilizar y  algunos incluso los he dejado caducar. Tengo localizadas otras “cosas” pendientes de simplificar o de las que deshacerme.

También este año me he tomado un periodo de descanso en lo que a charlas y formaciones que suelo impartir u organizar se refiere. Esa es la intención a priori, por lo que intentaré no dejarme liar tan fácilmente en este sentido.

Y esto es todo lo que veo interesante de contar por el momento. Con unas cervezas o café, seguramente pueda enseñaros cosas en las que estoy trabajando mientras comentamos sobre estos u otros temas.

Un pequeño paréntesis

Es imposible para mi en estos momentos escribir lo que ha supuesto en mi vida mi paso por Sevilla de estos dos últimos años.

Vista desde las Setas

Puedo decir que Sevilla es una ciudad con un potencial brutal y cuenta con gente trabajando día a día para hacer que así sea.

Las personas que hemos nacido y crecido en el Gran Bilbao tenemos muchas cosas que aprender tanto de ella como de su gente. Y creo con rotundidad que el punto de vista sobre la forma de ver la vida en la parte sur de España es algo que todos deberíamos experimentar más allá de una visita por varios días, una película de dudosa calidad o una serie.

Mi aventura por el sur cierra una primera parte, que tendrá su secuela después de un pequeño paréntesis ya que como algunos ya sabéis, me he mudado por un tiempo a Cihuri, un pequeño pueblo al norte de La Rioja perdido entre viñedos.

Mis objetivos al cambiar mi contexto de Bilbao trasladándome a Sevilla eran demasiados y algunos muy pretenciosos. Quería ampliar mi perspectiva personal, cambiando cosas de mí que no me gustaban, a la vez de crear productos propios en mi agencia Simettric reduciendo el tiempo dedicado a ofrecer servicio a clientes. Esto último no lo he conseguido.

Estos dos años he experimentado mucho a nivel personal, he dejado muchas cargas en forma de “demonios” atrás y he ganado muchísimo en perspectiva. No podría valorar en dinero este cambio de ver la vida y lo que he aprendido sobre mí.

En lo profesional tampoco me ha ido mal precisamente. He invertido mucho tiempo en I+D (sobre todo en la parte de desarrollo mobile), en Simettric contamos con nuevos colaboradores y nuevos clientes.

Sin embargo, últimamente me quedaba un sentimiento agridulce que me atormenta un poco al no haber podido cerrar proyectos internos que en algunos casos con un poco de dedicación estarían ya en “el mercado”. Antes de plantearme crecer con Simettric necesitaba quitarme esta espina.

Por lo tanto, mi idea con este nuevo cambio es reducir el tiempo de servicio a clientes para poner más foco en proyectos y productos internos que muestren la esencia que quiero como filosofía de desarrollo en Simettric y sirvan para dibujar su futuro.

En lo personal también tengo el objetivo de mejorar notablemente mi salud física, manteniendo mi reciente cambio de alimentación inspirado en la dieta de carbohidratos lentos que aparece en 4hour body de Tim Ferriss y aumentar mi dedicación al deporte. La verdad es que en estos dos años no he cuidado nada mi alimentación y eso no ha sido nada positivo.

Sobre el tema del deporte, durante estos dos últimos años he intentado adquirir una rutina de salir a correr sin éxito. Aunque he tenido temporadas de varias semanas saliendo, no he podido ser constante al final y he terminado por romperla. Sin embargo, desde hace unos meses he empezado a practicar el remo indoor y de momento hasta este mes he tenido una dedicación aceptable.

Echaba de menos el remo, deporte que practiqué hace más de diez años en el club sestaotarra Kaiku y ha sido genial volver a ello, aunque sea de forma Indoor. He de decir también que Sevilla cuenta con un club de remo con unas instalaciones brutales, pero por falta de tiempo no me apunté y preferí realizar el entrenamiento por mi cuenta.

He hecho y me han pasado muchas más cosas interesantes durante estos dos años. Los que me seguís en persona o por Twitter ya las conocéis de sobra, pero ahora mismo creo que no las he asimilado lo suficiente como plasmarlas en un único post.

Cuando estás en movimiento conoces a gente nueva, gente increíble, y te metes en mil fregados que al final te hacen aprender y conocer a más personas de esas que merece la pena tener en tu vida a nivel profesional, personal o ambas si eres afortunado.

Estoy muy emocionado de empezar este nuevo año experimentando este paréntesis en un sitio brutal y tranquilo, donde el contexto rural creo que me va a aportar también nueva perspectiva y serenidad para cumplir los objetivos que me marcado.

Ya os iré contando por Twitter y también podéis leer la lista de cosas concretas en las que ando metido.

Felices fiestas y urte berri on!

Algunas cosas que he aprendido con la experiencia

  • Puedes morir en cualquier momento.
  • “Hacer más” no es hacer más cosas en menos tiempo, es hacer menos pero lo que hagas esté completo y aporte valor.
  • El silencio bien usado, es una herramienta muy potente. Lo mismo que las palabras.
  • No existe “la oportunidad de tu vida”, a lo largo de tu vida tienes varias oportunidades a las que puedes optar dependiendo de lo que te muevas, tu actitud, tus recursos y tu perspectiva.
  • El tiempo es más caro que el dinero. El tiempo con tus amigos o gente que te importa, y a la cual le importas, no tiene precio.
  • Con dinero se compra tiempo. Con tiempo, actitud, experiencia y conocimientos se puede generar mucho dinero.
  • Aunque tu causa sea buena y moral, no tiene que dejar de ser menos buena y moral si generas dinero con ella.
  • La libertad y la soledad deben ir acompañados de disciplina, al menos la mínima disciplina para no abandonarse.
  • Si estás cómodo en la soledad, es importante forzarte a relacionarte con otra gente para que esa comodidad no se te vaya de las manos.
  • A veces es mejor no cumplir un objetivo, que cumplirlo a medias y acomodarse con lo conseguido. Dedicar tiempo a pensar si merece la pena o necesitas un cambio, es de los tipos de inversión más importante que puedes hacer en tu vida.
  • En los negocios llevarse las cosas al terreno personal es falta de experiencia. Tomarse un negocio como algo personal o que se convierta en “tu vida”, es falta de experiencia y de perspectiva.
  • Fuera del sector tecnológico y en España, puede dar peor imagen presentarse como un emprendedor o CEO que tener una cuenta de correo electrónico en hotmail.
  • Si en un negocio o proyecto tienes socios, ese proyecto no es tuyo, es de todos. Pero todos no deben tomar la decisión final en todo.
  • Ser un líder no puede forzarse.
  • Si lees en un medio de comunicación que hay una oportunidad en un sitio o en un sector, ya es tarde.
  • No tienes por qué montar negocios o trabajar para otro, las cosas surgen de forma natural. En la vida hay más colores que el blanco y el negro, debes aprender a distinguirlos todos por ti mismo y hacer lo que te aporte o necesites en cada momento.
  • Perder a una persona de las que tienes en tu vida por un negocio, es algo muy lamentable.
  • La mayoría de los problemas no son más que una tarea más que debes atender y resolver lo antes posible.
  • Tu físico importa y es prioritario cuidarlo, pero por ti y no por otros. Para atraer o seducir otras cualidades como la seguridad y actitud son más relevantes, aunque también depende mucho de lo que quieras y de con quién lo quieras.
  • “Quien anda mucho y lee mucho, ve mucho y sabe mucho” Don Quijote de la Mancha.
  • El orgullo es una espada de doble filo. Sin orgullo no se llega a nada, pero como decía Fernando Fernán Gómez en “El Abuelo“, el orgullo sin controlar es una mierda.
  • Antes de concluir que una persona o idea es estúpida, escucha o piénsalo dos veces antes.
  • Eres un ser humano y puedes ser más que competente en varios campos totalmente distintos. Si tienes hambre de conocimiento y dedicas tiempo, puedes alcanzar buen nivel en casi cualquier campo con cuatro años de experiencia real y aprendizaje. Y tener experiencia en unos campos aporta perspectiva a otros distintos.
  • A programar se aprende programando proyectos reales.
  • Dependiendo de lo que hagamos como persona y nuestras experiencias, podemos ser varias personas distintas en distintos momentos de nuestra vida.
  • Es mejor hacer que decir lo que vas a hacer. Aunque a veces la ilusión te impide contenerte.
  • Ser humano conlleva ser imperfecto. Y en general, aprender a apreciar lo imperfecto y aprovechar al máximo lo que puede aportar, te hace conseguir más con menos recursos.
  • Ser humano, tener inteligencia y hacer cosas conlleva cometer errores.
  • El conocimiento y las experiencias son más importante que las cosas. Pero darse un capricho o premiarse de vez en cuando alimenta la ilusión y la ilusión, es clave.
  • La religión es algo personal de cada uno, imponer tu vista sobre otro es una falta de respeto, un ataque brutal a su libertad de elegir y sentir.
  • Cambiar de opinión no es haber mentido, a menudo es reconocer tu error.
  • Sobre el sexo: no es aceptable ni justo para otros ser mediocre, conformista o egoista en el sexo. Tener mentalidad cerrada con respecto al sexo te limita a la hora de entender y aprender de las personas. El sexo no se pide.
  • Pareja se es, no se tiene.
  • No conoces a una persona por lo que escribe o dice, la conoces por situaciones que vives con ella. Compartir un café vale más que cuatro años de following en Twitter.
  • Nunca vas a hacer todo tú solo. No aceptar o pedir ayuda es falta de experiencia.
  • Tu hogar no tiene por qué estar en un sólo sitio.
  • Escribir bien es básico. Leer bien también.

 

Todo está bien

Hace año y medio me vine a vivir a Sevilla. Mi mente me pedía a gritos un cambio drástico en el 2013 tras pelear profesionalmente durante los últimos seis años de una forma muy dura en la zona del Gran Bilbao.

Durante esos años me enfrenté a varios retos, levantar mi anterior empresa Blackslot junto a mis exsocios, en la que ayudábamos en el día a día a clientes que tenían negocios en Internet de diversos tipos enfrentándonos a retos como el del cambio de arquitectura de un conocido portal de enlaces a series con un tráfico de cuatro millones de usuarios únicos al día. También recuerdo el crear Artesanio.com junto a ellos y el genial Jose, el forjar una comunidad técnica excepcional en Vizcaya junto a Fran, Ibon y los que nos ayudan siempre como pueden Vicenç, Eneko, Alfredo, Andoni y sin olvidar a Diego, que arrancó conmigo desde el principio. Dicha comunidad ha hecho posibles eventos como el Bilbostack y los techdays que solemos hacer en diferentes ciudades de España. Estas fueron experiencias increíbles que guardo en mis recuerdos junto a muchas otras de esos días.

Pero a pesar de conseguir hacer cosas con un éxito discutible o no, en el 2011 tomé una decisión muy difícil: salir de los dos proyectos profesionales que había estado defendiendo con mi salud y dedicación: Blackslot y Artesanio. Empecé a construir mi agencia de desarrollo de negocios para Internet Simettric y entré como socio en la empresa de mis clientes 4visionshq. Ese año me había dado tiempo a pensar en que realmente necesitaba un cambio personal con urgencia y estaba decidido a hacerlo.

Realmente esos años atrás habían significado mucho sacrificio. En esos años nunca recibimos ninguna subvención ni ninguna financiación privada externa de inversores y sin experiencia suficiente, aunque conseguimos cosas, yo personalmente cometí muchos errores. El más grave fue pensar que sacrificar mi vida personal, amistades y pareja era un coste perfectamente asumible.

Desde fuera, todo se ve muy evidente y claro, pero cuando estás ejecutando con intensidad un proyecto es muy difícil tener perspectiva si no tienes experiencia. Sobre todo si lo que más tienes es orgullo en bruto, sin pulir.

De cualquier forma en 2012, el año más duro que recuerdo con diferencia, tuve la suerte de reconciliarme con mi antiguo grupo de amigos, personas que no tienen ninguna relación con el campo tecnológico. Creo que esto fue algo que hizo que 2012 pasase de ser un infierno a simplemente ser una experiencia más gracias a disponer de una vía de escape personal diaria.

Hay una cosa curiosa con respecto al concepto de “la zona de confort”, y es que dicha zona no tiene por qué ser cómoda. Me explico, puedes estar pasándolo mal y sufriendo por los motivos personales o profesionales que sean pero aun así, aferrarte a esa situación como si fuese un clavo ardiendo.

Pero hay algo muchísimo peor a pasarlo mal o que las cosas no funcionen y es que lo hagan, pero sin permitirte avanzar para alcanzar objetivos más ambiciosos. Y creedme, si has sacrificado mucho a nivel personal, por mucho dinero que entre en tu cuenta, no se puede sentir que hayas tenido un beneficio o éxito claro.

Tampoco estoy diciendo que ganar dinero no mole, a mí me encanta tener una buena entrada de dinero. En un negocio hay que conseguir una entrada de caja potente o estás perdiendo el tiempo, algo mucho más caro que el dinero. Pero siempre hay que pensar que tú como persona, no eres tu negocio.

Ganar perspectiva

No puedo expresar lo importante que es esto. Ni creo que se pueda conseguir sin experiencia real pero hay un detalle o una forma de pensar que me ha ayudado muchísimo en los últimos cuatro años y es pensar que todo está bien.

Hace unos días Jason Fried, autor de los libros Getting Real, Remote y Rework, escribió este artículo en el blog de su empresa Basecamp (antigua 37signals). En él decía que prefería instagram a Twitter porque en Twitter su círculo cercano tendía a ser muy negativo, algo que le chocaba ya que él conocía a esas personas a nivel personal y no eran tan negativas. Esto le daba una influencia negativa que hacía contraste con instagram, que era mucho más positivo y hacía ver a sus amigos como realmente eran, sin tanta “nube negra” sobre sus cabezas.

Cuando siempre lees a las mismas personas o gente del sector hablando sobre lo mal que está todo, aunque sea en broma, por mucha seguridad en ti mismo que tengas, ese input puede llegar a influirte dudando de si realmente no es posible conseguir lo que quieres cayendo en la falsa confirmación de que no consigues lo que quieres porque todo está mal.

Sin embargo, si piensas que todo está bien, entonces el problema está en ti y en cómo estás haciendo las cosas. Igual no has tomado el camino correcto o no estás viendo las cosas con claridad.

Entonces te mueves e intentas hablar con más gente, conoces personas increíbles que hacen cosas brutales y no están ni en Silicon Valley ni en Marte, están en tu mismo país y están haciendo dinero sin renunciar a la felicidad ni a perder tampoco la ética.

Otra cosa importante para ganar perspectiva es separar tu negocio o proyecto de tu vida.

Puedes plantear tu negocio como una forma de vida, hay muchos ejemplos de esto. Sin embargo esto es muy distinto a poner tu tiempo y tu vida a merced de tu entrada de dinero. A lo que me refiero es que en tu vida puedes hacer muchas cosas, muchos negocios y proyectos, en el que estás es uno más.

Si actualmente estás haciendo los mismos sacrificios que yo hacía en su día pensarás que esto es fácil decirlo y algo también muy evidente, pero para mí no lo es. Bajo esa perspectiva, dejar de meter horas un día de una semana complicada puede significar caos y destrucción. Sin embargo, aunque hay semanas duras y algunos meses hay que priorizar, si no te tomas tiempo para ganar perspectiva acabarás por tener una nube gris encima y por perder perspectiva que afectará a la poca vida personal que te quede y al final, también afectará a tu negocio. Todo puede esperar una semana y a veces, debe esperar una semana.

La idea que pretendo transmitir es que por muy dura que sea la situación, todo puede estar bien. Si crees que trabajas demasiado para conseguir realmente poco, seguro que hay una forma de hacerlo. Si todo lo que escuchas es negativo, seguro que hay alguien que te mostrará un camino que ha podido encontrar que encaja con lo que estás buscando. Si estás trabajando en tu oficina hasta tarde por una entrega urgente, seguro que hay alguien dispuesto a tomarse una cerveza contigo cuando acabes. Puede que esto no sea en tu ciudad, país o se dé en tu círculo profesional cercano.

Pero especialmente en el mundo del desarrollo de software, actualmente se puede conseguir una muy buena calidad de vida obteniendo una buena entrada de dinero.

Sólo tienes que buscarlo.

Mi no resumen del 2013

cabrio

Si tuviese que hacer un resumen de este año, de las cosas que he hecho, sé que terminaría por no acabar este texto, quedaría abandonado en la aburrida cesta que forman los demás borradores que nunca terminaré de escribir. Básicamente lo sé porque lo he intentado dos veces y justo ahí es donde han quedado los dos intentos, en mis borradores.

Muchas cosas he hecho y he aprendido en los últimos doces meses, a pesar de priorizar mi tiempo personal al máximo sobre mi trabajo.

Me he dejado cosas en el tintero que me hubiese gustado hacer, espero tener la oportunidad en el 2014 de completarlas y compartirlas con vosotros.

Sin embargo, a pesar de esos “objetivos” no cumplidos y la actitud que he tomado de intentar aprovechar la vida al máximo mientras hago cosas, estoy muy contento con la forma en la que está avanzando Simettric y sobre todo con la gente con la que trabajamos día a día, ya sean clientes, proveedores, colaboradores o amigos que echan un cable. Ha sido un gran año.

Sin más, espero que para vosotros también haya sido un buen año y que los próximos meses continuemos haciendo cosas chulas mientras vivimos como seres humanos, salud!

Mi último año y un mes

Hacía algún tiempo que no hacía una recapitulación escrita de lo que he hecho en los últimos meses a pesar de que os puedo asegurar que ha sido el año más intenso que recuerdo, de hecho, estos dos últimos años han sido los años que más cosas he aprendido de mí mismo y los últimos cuatro, además de ser en los que más he aprendido en general, han sido en los que más vivo me he sentido con diferencia.

Arranqué en Octubre del año pasado con una decisión bastante dura, que fue abandonar mi anterior empresa Blackslot, de la cual soy cliente, en la que hicimos cosas tan interesantes como Artesanio, para crear una agencia de desarrollo de proyectos para Internet llamada Simettric.

Simettric es mi proyecto principal y al que dedico más recursos. Mi objetivo es crear la agencia de desarrollo en la que me gustaría trabajar como empleado.

Simettric ha empezado ofreciendo servicios de desarrollo y diseño de servicios a clientes, pero su objetivo final es el de crear producto propio, producto que se va financiando precisamente con los servicios que ofrecemos.

En Simettric además de hacer el desarrollo, nuestro servicio más interesante es el de diseño de producto, que toma conceptos de metodologías recogidas en el diseño de servicios para ahorrar conflictos antes de iniciar los trabajos de diseño de interfaz y desarrollo.

A pesar de ser un proyecto ambicioso he decidido enfocar las cosas desde una perspectiva diferente a la que emplee en Blackslot como CEO, filtrando mucho más a mis clientes, evitando las interrupciones al máximo y sobre todo, tener horarios normales y mejorar la cantidad de tiempo que dedico a mi familia y amigos.

El filtro de clientes ha venido de forma natural gracias a la crisis actual y a contactos que tenía de años anteriores. Creo que cuando ofreces servicios o productos de valor real, no te es difícil encontrar clientes que los demanden y poder elegir, de entre esos clientes, con quién no quieres trabajar.

Una de las cosas que he aprendido es a no aceptar proyectos de clientes en los que no pueda tratar con el cliente final directamente. Me refiero a proyectos enteros, en los que tu cliente hace de intermediario y generalmente no sabe muy bien qué está vendiendo o existe una clara barrera de idioma.

Lo de los horarios fue más complicado, pero finalmente al trabajar en oficina a la que para  llegar tengo que coger el metro, ha sido fundamental para conseguirlo. Otro factor que me ha ayudado mucho es el quedar con mis amigos al final del día, cosa que me da puntos de vida y hace que las comeduras de cabeza del día desaparezcan.

Otro proyecto en el que estoy trabajando es 4Visions Manager, una plataforma cloud de gestión de proyectos, facturación y contactos para agencias de traducción, que además poco a poco irá incorporando funcionalidad de mercado de traducción y doblaje.

Es un proyecto en el que me animé a entrar como socio principalmente por la experiencia de mis socios en el campo de la traducción, algo que hace muy difícil a la competencia de base tecnológica crear un producto a la altura de lo que tenemos planificado.

Además de esto, desde Simettric estoy trabajando junto a otro partner en una solución de eCommerce basada en WordPress, orientada a pequeños y medianos comercios, así como agencias que se dediquen al diseño de themes o plugins para este cms, que requieran una solución que nos les ponga límites en el diseño web y personalización de soluciones para tienda electrónica.

Intenté comenzar el desarrollo de Typewriter, un concepto de editor de texto online + offline supersimplificado orientado a escritores, tanto escritores literarios como a personas que necesiten escribir documentación, pero me ha sido imposible dedicar recursos por el momento para poder ejecutarlo.

Junto a los proyectos de clientes que se han hecho desde Simettric, estos son los desarrollos que me han tenido ocupado, y me tienen ocupado, hasta la fecha.

Por otro lado he organizado algunos eventos y participado en otros. Es algo que me gusta y que me sirve para conocer gente con la que trabajar y nuevos clientes, aunque principalmente suele ser más productivo en lo primero.

Este año hemos organizado BilboStack, que en Enero tendrá una segunda edición, y PucelaTechDay con un éxito sorprendente.

Para ambos eventos hemos reservado una mañana de un sábado, en Bilbao y Valladolid, y parece que ese formato ha gustado mucho. Nos estamos planteando hacer otros similares en otras ciudades ya que la experiencia ha sido genial en ambas ciudades.

Otra iniciativa de este tipo con la que seguimos es ElComité, antiguo webdevbilbao, en la que nos reunimos un par de horas de una tarde la última semana de cada mes, para hablar de temas punteros de tecnología.

Intentamos aprovechar el cambio de nombre para organizar charlas más de negocio o iniciativas menos ligadas a la programación, pero no salió bien por lo que nos centraremos en el terreno técnico eso sí, no sólo en la temática puramente ligado a la programación.

De hecho, este martes nos reunimos de forma especial para organizar algo que llevaba tiempo deseando ver en Bilbao: alquilaremos una casa rural en Febrero en la que varios equipos desarrollarán en un fin de semana un proyecto real y utilizable en Internet. No habrá premio, el premio será su proyecto online y la experiencia vivida ese fin de semana, además claro está, de la visibilidad que tendrán los proyectos.

En esta reunión los equipos que tengan preparado su proyecto, lo presentarán y si hay gente que se anime a unirse a la iniciativa será buen momento para comentarlo. Los equipos podrán ser de una persona y el número total de asistentes para esta edición será de diez.

Otra experiencia interesante relacionada con los eventos fue mi participación como ponente en el deSymfony, evento en el que tuve la oportunidad de coincidir otro año más con los mejores desarrolladores php del país.

A pesar de todas estas cosas que estoy haciendo, he logrado mejorar mi calidad de vida personal. Recientemente me he reconciliado con viejas amistades y ha sido un paso muy importante para poder conseguir un equilibrio entre el trabajo y lo importante de esta vida.

Un objetivo que tengo en el tintero es el de conseguir crearme rutina de correr todos los días, algo que intenté antes de Abril sin éxito y que espero conseguir ahora inspirado por los consejos y la experiencia de Carlos Sánchez.

Al final, mi objetivo general es hacer cosas, pasarlo bien mientras las hago (muy importante para mí) y ser feliz. Con esto claro en mente no es difícil tomar ciertas decisiones profesionales que a priori parezcan radicales, poco inteligentes o nada sensatas según gente que suele ser dada a ofrecer o vender consejos, pero que les den, sed felices.

Mis últimos 5 meses

Como sabéis los que me conocéis o leéis este blog, en Octubre dí el paso de tomar un camino distinto que necesitaba tomar tanto a nivel personal como profesional.

Mi idea era crear un negocio acorde con mi visión personal de cómo tenía que ser una agencia de desarrollo, partía de cero y a contrareloj ya que los costes mensuales, y trimestrales, en España de ser autónomo ahora mismo ahogan a alguien que crea una empresa desde cero exactamente igual que a alguien que ya lleva años funcionando.

Los que vivimos en España sabemos de sobra cómo está el tejido empresarial en estos momentos, especialmente los presupuestos y garantías de pago que pueden ofrecer los clientes del sector internet en este país. En estos pocos meses he visto cómo clientes que me habían confirmado proyectos han tenido que cerrar directamente antes de poder empezarlos o contaban con subvenciones para ejecutarlos que no han conseguido.

Esta situación ha forzado a que tomase una de las mejores decisiones que podría haber tomado en este tiempo: buscarme clientes fuera de España. Mi inglés es muy básico, aunque me suelto y no me corto a la hora de hablar, está lejos de ser correcto, sin embargo puedo mantener una conversación y escribir sin problema, sobre todo en temas técnicos. Soy bastante tiquismiquis con las faltas ortográficas en castellano, por lo que me come las entrañas cuando hablo o escribo en inglés y cometo errores, por lo que estoy tomándome muy en serio mi formación en este idioma. Me viene muy bien negociar con gente fuera de España para mejorarlo además de por supuesto, aprender un montón sobre cómo funcionan las cosas fuera y las falsas asunciones que tenemos a nivel profesional desde este país con respecto a otros.

Por otro lado, Simettric a largo plazo tiene el objetivo de ser una empresa de productos y no de servicios. Esto me ha motivado a ofrecer por primera vez en mi vida un servicio mucho más importante que el de desarrollo: el de diseño y estrategia de producto. Cada vez que trabajo y estudio más sobre este tema, me gusta más y creo que es algo no opcional antes de lanzarse a desarrollar un proyecto que tenga como objetivo el mercado de internet.

Inspirado en el genial blog de LinkingPaths, cada semana en el blog de Simettric hago un resumen de los avances que logramos gracias al equipo de colaboradores con los que trabajo en Simettric, os animo a seguirnos.

Otro proyecto interesante en el que he participado desde Diciembre a Febrero, fue en la defición de un producto procomún para diseñadores y artesanos del mundo de la joyería. En este proyecto he trabajado con otras personas (Gotzone Tutor, Natalia Martínez, Marina Blazquez, Xabier Del Rey) con visiones muy distintas a las mías y con una mentalidad procomún, que conlleva unos planteamientos y convicciones que no me había planteado de forma seria hasta entonces. Me ha gustado el ejercicio y conocer cómo enfocar los negocios de una forma tan humana y tan diferente al modelo habitual. El proyecto está licenciado como creative commons y está documentado para que lo pueda ejecutar quien quiera o le interese.

Por último, desde hace unas semanas, soy socio tecnológico en 4visions manager, una empresa que ofrece una plataforma cloud para atomatizar toda la gestión de proyectos, facturación y planificación para empresas y freelances del mundo de la traducción. Mis socios son unos auténticos cracks del sector de la traducción a nivel internacional por lo que estoy aprendiendo un montón de ese mundillo y dándome cuenta de lo incomprendida además de poco valorada que es su labor.

En este proyecto ahora mismo me encuentro aplicando un cambio de diseño radical y una nueva arquitectura a nivel de servidor, basada en un framework php de desarrollo propio del que hablaré en el evento deSymfony en Castellón de este año, y una aplicación a nivel de navegador que hace uso de las últimos avances en lo que a javascript se refiere.

Además de 4visions, he evaluado varias ofertas de participación en proyectos tecnológicos, más de diez, y me ha motivado mucho ver que hay gente con mucha experiencia en otros sectores intentando aplicar dicha experiencia y conocimientos en internet. Espero que puedan tener todos una buena ejecución y pueda ver crecer sus proyectos en los próximos meses.

A nivel personal también necesitaba un cambio, cambio que estoy aplicando en base a lo que he aprendido en los últimos años, de los errores y estupideces que ahora veo claramente que he cometido y de los aciertos que no he sabido valorar y de los que no he sabido disfrutar. Es complicado cuando estás tan centrado, enfocado u obsesionado con algo, darte cuenta de todo lo que dejas de ver con un mínimo de claridad.

Un consejo que puedo dar a los que quieran montar un negocio, sobre todo si son programadores o tengan capacidad de ejecución, es que no se obsesionen con el hecho de emprender en sí. Emprender o ser el mejor emprendedor o muy conocido en ambientes emprendedores que están tan de moda ahora mismo, no vale nada, vale más el vender tu producto o servicio a tu público objetivo, que a menos que sean emprendedores (posiblemente el sector más reducido que existe), están muy lejos de esos círculos y eventos. Aun así, conocer a gente es importante y nunca sabes quien te va a abrir una puerta en el futuro.

Lo mismo pasa con la ejecución en sí, que seas capaz de ejecutar el trabajo que vendes, no significa que debas hacerlo tú. Tú debes generar un ecosistema que facilite a tu equipo ejecutar. El no dormir o sacrificar un montón de cosas para poder hacer todo tú solo es un error que puede hacerte perder la perspectiva de lo que realmente quieres conseguir. Además es inútil luchar contra el tiempo, tiene todas las de ganar. Al final tienes un límite de horas al que vas a llegar y tu negocio sólo va a poder escalar hasta el mismo, a partir de entonces si quieres abarcar más acabarás por perderlo todo, incluída tu salud y cordura.

Lo comento porque últimamente veo cosas como esta o esta, a las que he estado a punto de responder con un post, pero estoy ya muy cansado de la moda emprendedora de este país y no quiero ser cómplice de alimentarla. Realmente el ser emprendedor o no no importa, es un camino, que no merece más admiración que la de un buen profesional que se lo curre y haga que la empresa en la que trabaje funcione. Buscar en España ser un héroe por emprender, o por decir que eres emprendedor, es un camino abocado a la decepción y que además te aleja de tu objetivo final, que puede ser o generar beneficio o crear el entorno de trabajo que te permita vivir siendo feliz o ambas.

Sin más, simplemente quería compartir con vosotros en lo que he estado ocupado en los últimos meses.