DeSymfony 2011

Han pasado 24 horas desde que entré por la puerta de mi casa con ese gran sabor de boca que se te queda después de un gran evento en el que has tenido la oportunidad de conocer y hablar con gente interesante. Aún no se me ha quitado y tardará en quitarse.

Ha sido genial cada detalle, cada ponencia, cada taller y el nivel e interés de cada asistente al evento. Casi 170 personas, todas con un gran interés en Symfony2 y en el desarrollo de aplicaciones web php5, y a pesar de ese éxito de asistencia quedó bastante gente fuera en lista de espera.

Pero lo que ha sido realmente de nota, es la atención, dedicación y el esfuerzo demostrado por los organizadores de evento porque todo saliese lo mejor posible. En especial agradecer a David y Javier, por su atención y por haberme invitado a ser ponente una vez más en este evento, ha sido todo un placer.

Gracias también a Ricardo por sus recomendaciones sobre libros técnicos, a Alvaro por descubrirme Erlang, a Jordi, Jose y el equipo de Ofertix por compartir coche con nosotros, a Pablo por enseñarnos las posibilidades de JQuery Mobile y compartir sus experiencias como emprendedor con ServerGrove y a Nacho por orientarnos con Silex y hacer un sistema de presentaciones HTML que seguramente use a partir de ahora.

Me ha encantado volver a ver y conocer a gente como Javier de Flai, Ariel, Oriol, Albert, Guillermo, Marcos y Jose Antonio de Acilia y mucha más gente con la que ha sido un placer hablar y espero volver a coincidir.

Si no has podido asistir podrás ver en unos días los vídeos de las charlas, pero te recomiendo que a la próxima no faltes, la comunidad es genial y de nivel.

Mis últimos 30 días

Desde hace dos meses y en especial mis últimos 30 días, estoy llevando a cabo junto a otras personas, y en algunos casos por el momento en solitario, una serie de proyectos e iniciativas que me tienen bastante “entretenido”.

Metro Bilbao

En Blackslot me encuentro inmerso en el desarrollo de un apasionante proyecto para un cliente que verá la luz en los próximos meses y del que no puedo hablar por el momento, aunque me encantaría hacerlo.

Por otra parte, hace apenas cuatro semanas subimos un MVP (una primera fase tangible) de lo que buscamos que sea artesanio.com, un mercado online y red social para el mundo de la artesanía. Mientras escribo estas palabras se han unido a la comunidad casi 1000 usuarios, más de 370 tiendas en varios países del mundo y más de 4200 productos hechos a mano.

La aceptación que está teniendo el proyecto nos está animando y orientando para definir las siguientes fases del proyecto, fases en las que ya estoy trabajando junto a Jon en el desarrollo y junto a Jose en el producto.

Casi al mismo tiempo que Artesanio, en el evento VideoWeb de este año conocí a Diego, y junto a Andoni comentamos la dificultad que tenemos en Vizcaya de conocer a profesionales de nuestro entorno que hagan cosas reales y de valor en internet.

Diego y yo seguimos hablando sobre el tema y decidimos convocar una primera reunión abierta en Eutokia, con la esperanza de que acudieran al menos 5 personas, le dimos el nombre WebDevBilbao a la cita y acudieron más de 50 profesionales de todo tipo (desarrolladores especializados en web y móvil, diseñadores, marketing, sistemas..) que hacen cosas muy interesantes en internet.

Tras el evento y por decisión popular, que es el medio por el cual decidimos todo, se creó un grupo cerrado en linkedin para proponer debates, iniciativas u otras cosas del interés del grupo.

La próxima reunión será el 26 de Mayo a las 19:00 en Eutokia. Si haces cosas reales en internet y estás en Bilbao o alrededores ese día, no debes perderte esa cita.

Más cosas, Symfony2 y Leophard.

Desde el principio, en Blackslot hemos afrontado nuestros desarrollos php5 con Symfony1.4. La semana pasada se anunció la beta de la nueva versión de Symfony que cambia de forma drástica su arquitectura, dejando “inservibles” todos los desarrollos reutilizables que teníamos, algo que me ha preocupado bastante y que he expresado anteriormente.

No obstante le estoy dando una oportunidad al nuevo Symfony ya que lo encuentro como la opción más seria para el desarrollo web con php. Definitivamente seguiremos dando servicio a nuestros clientes de desarrollo de Symfony y en cuanto esté estable y exista documentación seria, trabajaremos con Symfony2.

Sin embargo desde principios de año he iniciado un proyecto llamado Leophard, un framework de desarrollo para php5.3 o superior, ligero, flexible, muy rápido y fácil de usar.

Las razones principales para embarcarme en esta aventura que a priori parece un intento suicida de reinventar la rueda son dos:

  • No me gusta depender de una herramienta que en la próxima versión me pueda poner en un aprieto, especialmente cuando lo uso profesionalmente.
  • Symfony, a pesar de las mejoras de la nueva versión, me parece un framework demasiado pesado.

Hablaré de este proyecto más en detalle en uno de los siguientes posts ya que necesito recibir feedback por parte de desarrolladores web para afrontar ciertas partes del mismo.

Blackslot.

En Blackslot mañana día 8 de Mayo, hacemos 2 años desde que Sergio y un servidor nos decidimos a firmar un papelito que decía que ya teníamos una empresa.

Durante estos dos años hemos aprendido muchas cosas, tanto a nivel técnico como a nivel personal y de empresa.

A partir de septiembre de este año veréis nuevos servicios en Blackslot, sobre todo cloud, en los que estamos trabajando, y continuaremos haciéndolo durante el verano, tanto la parte de desarrollo como el equipo de sistemas, liderado por Sergio y Jonathan.

Sobre la parte personal y de empresa, sin exagerar personalmente a mí me da para escribir un libro.

Otras cosillas.

Hace un tiempo comenté la idea de hacer un podcast. Como escribí en su día no tenía ninguna prisa en hacerlo.

Sin embargo ya estamos un grupo de personas interesados y alguno me habéis preguntado si finalmente lo vamos a hacer.

Lo vamos a hacer, pero como en todo, hay que sacar hueco para hacer algo decente. Me gustaría que después de verano veáis algo por iTunes y twitter, pero ya veremos a ver cómo evoluciona todo :)

Básicamente estos son mi últimos 30 días y los temas en los que estoy trabajando o pensando. Sé que muchos no habéis sabido nada de mí en este tiempo, espero que os ayude a comprender un poco más qué circula por mi cabeza durante estos días.

Cierra los ojos

Try to Escape from what we were¿Qué opinas de todo lo que te rodea? ¿Tiene el mismo sentido o importancia que hace unos segundos, cuando podías ver cada cosa o persona que está a tu lado?

¿Cambiarías alguna de esas cosas o personas por otras si no pudieses verlas nunca más?

Como algunos ya sabéis, he estado algo así como un mes y una semana fuera de toda actividad relacionada con un ordenador y por lo tanto, con mi trabajo y prácticamente mi vida. Me he recuperado de una enfermedad bastante grave en la córnea del ojo derecho que me llegó incluso a impedir encender la luz de cualquier habitación en la que me encontrase.

Varias semanas a oscuras, sin poder casi dormir por el dolor, sin poder leer nada, ni acercarme a un ordenador y por lo tanto hacer prácticamente nada de lo que estaba acostumbrado y “necesitaba” hacer. Un parón en la dinámica asumida mucho más didáctico que unas vacaciones.

Desde hacía tiempo sentía que algo estaba mal en mi vida y no podía dejar pasar una oportunidad tan buena de recapitular acerca de lo que era, de los errores o no que había cometido, de si lo que había hecho era lo correcto o no, de si lo que me obsesionaba era importante o no, de si era lo que realmente quería o lo que realmente me conduciría a lo que realmente quería y de si todo eso finalmente importaba en absoluto.

Mi forma de pensar, mi forma de vivir, mi forma de no vivir, mi forma de trabajar, mis relaciones, mis intentos de relaciones y de todo eso, todo lo que me fastidiaría poder no hacer ni ver, todo lo que cambiaría y haría que me plantease si mi vida era digna de vivir sin poder ver.

Siempre me ha resultado curiosa la forma tan fácil que tenemos de obsesionamos con la tecnología que usamos, la gente técnica a la que ésta nos apasiona. Hacer que todo esté perfecto, si eres programador que todo este aislado, sea abstracto con elegancia, que tenga toda la funcionalidad que nadie va a usar, que aguante un trabajo que nunca va a realizar y que esté preparado para ser reutilizado en proyectos que nunca vas a llevar a cabo o poder terminar. Nos importa el código, la herramienta, no lo que intentamos hacer, para quién lo estamos haciendo, lo que intentamos cambiar y la finalidad real pasa a ser tan irrelevante como nuestra vista. No es muy distinto a vivir sin poder ver o sin que nadie pueda vernos,  dos cosas que parecen distintas pero que en algún modo se parecen mucho.

No necesitamos ver las cosas que carecen de importancia al igual modo que no necesitamos que ellas estén continuamente observando cada detalle de nuestra vida, pero reconozco que mirarlas en ocasiones es bastante entretenido. Pero a pesar de su entretenimiento es insuficiente, sobretodo para ser feliz.

Lo imperfecto, lo que consideramos imperfecto a veces, pero que está a nuestro lado y funciona o nos comprende o no nos comprende pero escucha y está a nuestro lado, es lo que muchas veces más importancia tiene y es lo primero que echamos en falta cuando buscamos lo que necesitamos ver. Necesitamos hacer y coleccionar más cosas imperfectas que no carezcan de importancia, cosas dignas de ver y difíciles de olvidar, con estilo, personalidad y que nos digan por sí mismas de una forma tremendamente rabiosa por qué son tan importantes.

Todo lo que tenga oportunidad de ver en cada momento de mí vida debe ser difícil de olvidar y debe decir por sí mismo lo rabiosamente importante de ver que es. Y si en algún momento no encuentro algo así, tendré que crearlo o provocarlo. En el caso que no lo haga he aprendido que sería irrelevante ver nada o a nadie, al igual que nadie me vea. Podría decirse incluso que en esencia, daría igual existir.

PD: He vuelto.

Más que objetivos

Suele ser tradición hacer un repaso en tu blog de los objetivos que te planteaste el año pasado y los que te propones para el que empieza. Este año yo no lo voy a hacer.

Nos encontramos en un momento apasionante en la historia de nuestro país. No es la única crisis que se ha sufrido en España en las últimas décadas, pero si ha ocurrido en un momento en el que nuestra sociedad, bajo mi punto de vista, está bastante poco preparada para afrontarla y los intereses de las personas en general distan mucho de ser los que puedan hacernos remontar de una forma rápida.

Mientras espabilamos, creo que lo importante no es plantear objetivos o deseos sino empezar a ejecutar de forma visible. Quizá eso sirva de motivación al resto y se cambien ciertas cosas. Y si no se cambian siempre tendremos lo que hemos conseguido al no quedarnos esperando a que nuestros sueños se vuelvan realidad.

Por eso este año no necesito plantearme objetivos, necesito ejecutar cada necesidad o idea que ya tengo en la bandeja de entrada de mi cabeza. Y es algo que ya he empezado a hacer.

Feliz año nuevo a tod[ao]s

Mis objetivos para este 2010

Soy un persona a la que le gusta definirse metas, por imposibles o absurdas que parezcan. Soy de la opinión de que una meta sólo puede ser considerada absurda por una persona que no quiere ser feliz. Para mí la ilusión de intentarlo es más valiosa y didáctica que el hecho final de alcanzar tus objetivos.

Aprovechando que ya acabamos el año y que Miquel Camps me ha lanzado el meme, os cuento mis objetivos para éste 2010 (número que por cierto, me encanta)

1. Conocer a personas nuevas, trabajar o colaborar con ellas en algún proyecto en internet o simplemente mantener una buena conversación con un café o una buena cerveza delante.

2. Hacer que Blackslot mantenga el rumbo que lleva los últimos meses y ejecutar con éxito cada una de las estrategias y proyectos que tenemos sobre la mesa.

3. Publicar al menos 2 proyectos en internet, de desarrollo propio.

4. Conseguir la certificación Zend.

5. Conseguir un buen nivel en marketing online y analítica web.

6. Mejorar mi comunicación.

7. Conseguir crear un plato que esté para morirse cuyos ingredientes principales sean pollo y salsa Jack Daniels.

8. Convertir el blog de Blackslot es un blog de interés para la comunidad de desarrolladores web en España.

9. Conseguir disciplina en cuestión de horarios para obtener más tiempo para mí.

10. Ir a Londres o Irlanda o París.

Repaso de objetivos para este 2009

El 26 de Diciembre del año pasado me plantee una serie de objetivos, que voy a repasar en las siguientes líneas.

Crear una empresa, mi segundo intento [CONSEGUIDO]

Sin duda ha sido el mayor reto de este año: crear Blackslot junto a mi socio Sergio Sainz.

Sin inversión, sin ayudas y en plena crisis. Hemos sido descritos en varias ocasiones como “no innovadores” a pesar de ofrecer servicios inexistentes a nivel nacional y en algunos casos, a nivel internacional.

Tengo pendiente escribir un post explicando la experiencia a modo general que resuma lo vivido este año en torno a Blackslot, da para un libro.

Seguir creando junto al expléndido equipo de Ideateca, nuevos conceptos y proyectos para internet [CONSEGUIDO]

Ideateca éste año ha publicado servicios como filesocial, pixfera, anuncioteca y recientemente el mus de facebook.

Me siento muy contento de haber formado parte del equipo de Ideateca hasta Septiembre de este año como director técnico.

En Septiembre tuve que dejar Ideateca para dedicarme a Blackslot como CEO y director de proyectos de desarrollo web  full time.

Mejorar Emprende Web [NO CONSEGUIDO]

Es una espina clavada, pero no me doy por vencido aún.

Espero ponerme a ello cuando mis prioridades me lo permitan o reciba ayuda de alguien que le interese crear un evento informal y cercano para emprendedores en internet con perfil técnico.

Ampliar mis conocimientos de marketing y economía [CONSEGUIDO]

Los he ampliado pero me queda muchísimo por aprender. Se puede decir que me estoy introduciendo.

En el area de marketing lo más importante para mí es no ponerme barreras en lo que quiero hacer o expresar al target al cual me dirijo. Este 2010 esperamos sorprenderos desde Blackslot.

Por cierto, he descubierto que me encanta el marketing y la publicidad.

Mantenerme en al menos 84Kg (como hace un año) y si puedo 80Kg (como hace 2) de peso [CONSEGUIDO]

Conseguí bajar a 80kg en verano, pero ahora mismo estoy en 85,5kg :( No he conseguido mantenerme muy bien pero creedme, estos últimos meses están siendo muy tensos y es muy difícil ser riguroso en algunos aspectos.

Mejorar mi inglés [CONSEGUIDO]

Lo he conseguido pero no al nivel que quería. Tengo que esforzarme más este próximo año.

Ampliar la lista de platos que se cocinar [NO CONSEGUIDO]

No es que sepa cocinar pocos, pero me hubiese gustado ampliar mi “catálogo de soluciones gastronómicas” (que faisán soy :P)

Disponer de unas vacaciones de al menos 2 semanas seguidas de duración. [NO CONSEGUIDO]

Fue tan sólo una semana, algo es algo.. pero no cumplí con mi objetivo.

Seguir aprendiendo del sexo [CONSEGUIDO]

No daré más detalles, aunque debería escribir más sobre ello..

Mejorar mi euskera o seguir mi formación de japonés [NO CONSEGUIDO]

Me ha sido imposible sacar tiempo.

Euskera tengo interés porque es el idioma donde actualmente trabajo y vivo, pero mis prioridades en idioma son ahora mismo inglés y japonés en este orden.

Mejorar mis conocimientos históricos [NO CONSEGUIDO]

Tampoco he podido sacar tiempo. Leyendo sobre economía he aprendido cosas, pero ni he rozado el nivel al que pretendía llegar.

Buscarme una vía de escape fuera de lo profesional [CONSEGUIDO]

He encontrado una constante.

Aprender a hacer más de 10 cocktails [NO CONSEGUIDO]

Nada, me es imposible pasar del Ron-Cola, el Destornillador y el Valenciano

Conocimientos técnicos, ¿hasta dónde merece la pena llegar?

Esta es una pregunta que me llevo haciendo desde hace algunos años y creo que muchas personas, por muy triste que me pueda parecer, ya han puesto respuesta.

Seguro que muchos geeks y profesionales relacionados con las tecnologías informáticas han oído hablar o conocen a personas que en su día fueron pura maquinaria en lo que a conocimientos técnicos se refiere, que a día de hoy no quieren volver a tocar un ordenador. Muchos de los mismos no volverán a trabajar en nada relacionado con la informática, a pesar de que sus conocimientos podrían dar vida a las más “imposibles” proezas innovadoras.

La verdad es que día a día se ven motivos para tirar la toalla o simplemente decir basta. Por mucho que te guste o motive tu profesión, los conocimientos o la inquietud no están valorados en este país.

La informática ha sido siempre un recurso fácil en el que se podía sacar dinero casi sin esfuerzo, y que mucha gente no relacionada con el sector o que no tenía ningún conocimiento técnico podía explotar.

El técnico, el que sentía un mínimo de interés por saber cómo funcionan las cosas o por crear nuevas, el que siente pasión por este arte o mejor dicho, esta forma de vida, ha sido apartado o calificado de tipo raro o, en algunos ambientes profesionales de idiota que trabaja por prácticamente amor al arte.

Mientras tanto, otros han visto la oportunidad de aprovecharse de la inquietud y trabajo de muchos de estas personas para hacer negocio e incluso, alardear de ser expertos en la materia.

Curiosamente desde hace dos años, ser geek se ha puesto de moda y cualquier individuo que se vea a sí mismo como experto en un área que se le queda colosalmente grande, hace suya esta etiqueta.

La web 2.0, esta revolución! que permite a usuarios sin conocimientos técnicos aportar contenido o literalmente existir en un sector donde cada día se le da más importancia a estúpidas siglas, permitiendo también a otros, que ni tienen conocimiento técnico ni teórico alguno ni pretenen tenerlo nunca, guiar o ilustrar al que no sabe cobrando en muchos casos disparatadas cifras por un esfuerzo que no le pertenece, ni es digno de aprovechar.

Muchos técnicos al intuir todo éste lamentable espectáculo de faisanes, se cierran en su pequeño círculo, despreciándolos o incluso burlándose de su ineptitud y falta de conocimientos. Muchos de ellos en un intento de competir con estos primeros, y asumiendo que por tener los conocimientos técnicos necesarios para hacer mil virguerías pueden tener alguna oportunidad, comienzan proyectos que nunca llegan a terminar, por falta de tiempo, dedicación, exceso de perfeccionismo o lo que sea.

Lo cierto es que no se puede conseguir mucho desde un circulo exclusivamente limitado a lo tecnológico, es muy importante comprender la importancia que tienen hoy en día unas bases mínimas de marketing, branding y comunicación para lograr seducir.

De nada sirven las capacidades técnicas de una persona o la calidad de un proyecto o servicio, si está eclipsado por soluciones mediocres o pensadas “para solucionarlo todo” que se venden como “el camino a seguir” para aquellos ciegos con hambre de tatuarse la etiqueta “innovación” en su pecho.

Y me da pena, todo el talento que conozco y he conocido, todo ese esfuerzo y horas metidas en aprender, adquirir soltura para crear o solucionar problemas, proponer soluciones que nunca fueron ni serán escuchadas, acabe descansando en el olvido como un formato de almacenamiento ya en desuso.

Muchas personas me han dicho a lo largo de mi carrera profesional la frase “cuando lleves más años en esto afrontarás las cosas con más calma”. Posiblemente si hubiese seguido en alguna empresa como en la que trabajaban esas personas llegaría el momento de asumir que mis inquietudes no tienen sentido, y eso es algo que siempre he procurado evitar.

He oído a muchas personas repetir la pregunta: ¿tú quieres ser Rey o Rico? refiriéndose a que si lo que quieres es lograr conseguir alguna proeza por lo que te consideren un rey o por el contrario, algo que te proporcione dinero a tí y a tus inversores. Yo personalmente lo que quiero es sentir que todo el esfuerzo, horas de sueño perdidas, experiencia y conocimientos técnicos adquiridos a base de cafeína, junto a otras cosas que he perdido o pongo en juego sirvan para llevar a cabo cosas de las que pueda sentirme orgulloso.

Alcanzando objetivos

Sí, sigo vivo, de hecho creo que no he estado nunca tan vivo como hasta ahora.

Este año me plantee algunos objetivos, de los cuales estoy a pocos días de conseguir dos: perder peso y montar una empresa.

Conseguir  perder peso ha sido fácil. En realidad era cuestión de reordenar mis hábitos alimenticios,  regular mi horario y mantener mi hora diaria dedicada a hacer algo de ejercicio.

El año pasado estuve durante una larga temporada trabajando en casa, eso junto algunos errores que cometí (grandes lecciones que he aprendido) hicieron que mis horarios se sumiesen en un riguroso y caótico desastre, donde ni de casualidad comía ni cenaba a la misma hora, ni contaba con una dieta precisamente sana. Era habitual encontrarme cenando a las 3 de la mañana, por ejemplo.

Todo esto ha cambiado, he empezado a desayunar (dos veces), comer sin pan, merendar y cenar pescado (el pescado y yo nunca nos habíamos llevado bien) y lo más importante, seguir un horario constante (excepto en algunas situaciones que es inevitable romperlo).

He perdido 10 kilos en 2 meses, supervisado por la gente de Natur House, que es la que me ha guiado en todo el proceso. Como efectos secundarios he notado mejor concentración y predisposición a la hora de ejecutar tareas.

Por otro lado, montar mi empresa está siendo una de las mayores experiencias de mi vida. Mi familia piensa que estoy loco, mis amigos saben que estoy loco, la gente que me conoce piensa que estoy tirando mi vida y mi cordura por el más profundo e impenetrable de los retretes, pero yo estoy disfrutando de cada segundo de la experiencia.

No hay un día que no aprenda una cosa nueva. Por ejemplo, he aprendido que nuestro país es un auténtico circo en todos los temas de ayudas para emprendedores. Cuanto antes aceptes que la única ayuda que te va a brindar tu país para desarrollar tu negocio, está casi exclusivamente  relacionada con hacerte perder el tiempo, antes podrás concentrarte de una forma óptima en tu negocio.

No digo que pases de todas las subvenciones, todo lo que puedas conseguir ha de ser bienvenido, pero no te obsesiones demasiado con el tema. Tu objetivo principal debe ser conseguir trabajo y dichas ayudas parecen estar diseñadas para la clase de personas que tiene alergia al mismo.

Otra cosa que es vital aprender es a no aceptar proyectos que no tengan que ver con el foco de tu negocio o con lo que quieras conseguir en tu proyecto. A priori y más teniendo en cuenta la situación económica en la que estamos,  cualquier proyecto que te veas capaz de ejecutar, sobre todo si proviene de una empresa con cierto prestigio o “importancia”, pero que no tenga nada que ver con lo que estás planeando ofrecer en este momento, te va  a parecer “la oportunidad” para empezar.
Puede que lo sea, pero también puede desviarte de tu camino y que a medio plazo te arrepientas de haber creado una empresa en la que no querrías trabajar. Concretamente esto me da mucho miedo, y no se si estoy equivocado pero, pretendo ser todo lo cauto que pueda en este sentido.

Por ejemplo, nuestra empresa va a ofrecer servicios de gestión y administración de sistemas para internet. No va a ser una empresa de hosting, no es nuestro objetivo principal.

Nuestros servicios se dirigen a empresas y desarrolladores con proyectos en internet, que tengan unos requerimientos más avanzados de lo que puede oferecer un servicio de hosting estándar. Y nuestro foco se encuentra principalmente en proyectos en internet.

Disponemos de soluciones de sistemas propias, pero nuestros clientes pueden contar con servidores contratados en cualquier parte del mundo con cualquier proveedor del mundo, incluso con soluciones basadas en Cloud Computing. Nuestro servicio principal es la gestión, automatización y optimización de esas infraestructuras de sistemas.

Nuestro objetivo no es crear una gran empresa en dos años, entendiendo “grande” por volumen de clientes, lo que realmente buscamos es criar y mimar una empresa a la que a cualquiera que tenga un perfil técnico e inquietud por los sistemas y la creación de cosas en internet, le gustaría ir a trabajar con ilusión todas las mañanas.

Y en este punto estoy, moviéndome todo lo que posible a un ritmo brutal junto a mi socio y trabajando como no he trabajado en mi vida. Aunque estamos acostumbrados, estos meses nos está tocando y nos va a tocar aún más movernos mucho por toda España, por lo que es muy posible que coincidamos.

Por cierto, me están ayudando mucho las técnicas GTD de David Allen y me ha sido tremendamente útil la lectura de El arte de empezar y La semana laboral de 4 horas.

PD: Si a alguien le debo un email, no me he olvidado de vosotros pero no está de más reenviar.

Aprendiendo a crear tiempo

Últimamente no escribo mucho por aquí ni por otros medios en los que suelo contar mis batallas personales y profesionales.

Lo cierto es que me encuentro copado de tiempo con la empresa que estoy creando, mi trabajo diario en Ideateca y en intentar encontrar la forma de liberarme de ciertas tareas que tengo que hacer y que siento que me hacen perder productividad.

Esta sensación me ha llevado a fijarme un simple objetivo: aprender a delegar en todo lo posible y marcarme objetivos a corto plazo. Es evidente que hay cosas que no se pueden delegar y menos si estas creando una empresa, pero lo que realmente es insostenible es intentar abarcar todo tú solo.

Pensar en tus objetivos en un plazo superior a dos semanas he aprendido que es engañarse a uno mismo, sobre todo si sabemos que podemos conseguirlo. Cuando tienes experiencia en un campo técnico y tienes un campo de visión más o menos amplio, sabes o intuyes, con una extraordinaria precisión, que variables influyen a la hora de conseguir terminar un proyecto y, en el caso de no dominarlas sabes quien te puede orientar para conseguir tus objetivos. Pero eso no es todo lo necesario para sacar las cosas adelante, se necesitan estrategias, voluntad de ejecución, conocer tus límites y ser consciente de factores externos que pueden convertir ese proyecto que era pan comido en un domo kun que te haga la vida imposible durante meses.

Hace meses os comenté que ya no iba a ofrecer mis servicios como desarrollador web freelance, y creo que es una de las mejores decisiones que podría haber tomado. Sobre este tema pienso que el desarrollo tradicional no tiene futuro ya que, después de conocer la filosofía de trabajo que conlleva el desarrollo de software como servicio, veo ridículo, absurdamente complejo y necesariamente caro un desarrollo a medida que corra en el entorno y contexto de un cliente.

Desde ahora mi intención es evitar este tipo de proyectos, delegar el trabajo técnico que no sea prioritario en otros profesionales y crear procesos de ejecución a corto plazo.

Pero hay más puntos que quiero delegar y ya estoy buscando la forma de conseguirlo. Desde citas personales, recados, reservas de vuelos, y otras cosas a las que tenga que dedicar tiempo, hasta otro tipo de asuntos más importantes.

Sobre este último tema estoy buscando servicios de Asistentes Virtuales. Me interesan tanto profesionales freelance como agencias, me da lo mismo en que lugar del mundo se encuentren, pero que entiendan castellano/español perfectamente.

Ya os contaré como voy automatizando todo esto.

Semanas moviditas

Desde que empezó el año mi tiempo se ha ido esfumando a una velocidad alarmante. Por suerte, y a pesar de que creo se podría optimizar mejor, creo que está siendo bien invertido.

En lo que respecta al proyecto que tengo entre manos, al margen de estar informándonos de qué ayudas nos pueden interesar, buscar el hardware adecuado para afrontar la infraestructura inicial que necesitamos, contratar la imagen de nuestra empresa y por supuesto trabajar para nuestros clientes actuales.. esta semana he estado en dos eventos que han sido tremendamente interesantes, gracias como siempre a la gente que encuentras en ellos.

El Jueves estuvimos en el evento de seguridad de Microsoft e Informática64 (Up To Secure) en Pamplona, donde nos encontramos a Chema Alonso que nos presentó a Iñaki Ayucar, director de desarrollo de SimaxVirt un proyecto que se merece todo un post y del que algo comenté en su día. Después de tener la oportunidad de comer con Paulo y Fernando de Microsoft entre otros, fuimos a un HOL impartido por Chema sobre técnicas avanzadas de hacking web centradas en sql injection y ldap injection.

El viernes estuvimos en Bazkaria, organizado por Ideateca, Hostinet y DomainProtect, que consiguió generar networking de calidad en el que pude volver a encontrarme con Carlos, Rubén e Iñaki teniendo la oportunidad de conocer a Gorka de Elurnet, Ruth Guerrero de Monazen, la gente de Abartia Team, Iñaki García de Novisline, Igor San Román de Innomarket, entre muchos otros con los que no pude intercambiar tarjetas.

Esta semana que entra no se queda muy atrás y la siguiente estaré en el Search Congress de Barcelona. Espero conocer a más personas y tomarme café con alguno de vosotros si os encontrais por esa ciudad.

Aprovecho para preguntar.. ¿alguien sabe de un buen libro para aprender a gestionar el tiempo? Busco algo que sea realmente útil, con referencias a servicios que se puedan contratar o técnicas que ayuden a afrontar de forma productiva el paso de las agujas del reloj.