Trabajar en remoto

10748111_1534441890135825_555708309_n

Hace unas semanas leí un genial artículo de Jurgen Appelo que llevaba el título “Stop remote working“.

En dicho artículo el autor defiende la idea de que a veces se dice que decimos que trabajamos en remoto, como si estuviésemos trabajando en un sitio diferente al que deberíamos trabajar. Y es que si podemos trabajar desde cualquier lugar con conexión a Internet y visado, el mundo entero debería ser nuestra oficina.

Estamos hartos de escuchar el término “nómada digital” como si fuese una doctrina a seguir, pero realmente esto es solo una elección en la forma en la que trabajas. No necesitas ser un nómada, ni trabajar en remoto pero si quieres, puedes hacerlo.

De hecho hay personas que no quieren trabajar en remoto. Muchas personas valoran el ir a una oficina y ver cada día a las personas con las que trabaja en equipo. Esto es muy respetable y de hecho comprensible, es muy importante ver físicamente a las personas con las que trabajas. Comentaré más adelante en detalle sobre esto.

También hay personas que no están preparadas para hacerlo. Yo mismo no lo estaba la primera vez que estuve trabajando como empleado en remoto y también como autónomo. Tuve que aprender con el tiempo, sufriendo las consecuencias de malas prácticas en cuanto horarios, elección de clientes/proyectos y comunicación.

Valoro mucho haber pasado por la experiencia ya que con la misma he conseguido finalmente tener control sobre mi vida mejorando como profesional y también como persona.

Esta experiencia también me ha hecho fijarme en otras aptitudes distintas a las técnicas y más cercanas a las personales cuando elijo con quién quiero trabajar, ya sean clientes, proveedores, socios o colaboradores.

En los últimos años he trabajado con muchos clientes, incluso con reticentes a trabajar en remoto. Es cierto que aún queda mucho para que sea lo normal no solo en España, sino en todo el mundo. Creo que esta reticencia es algo cultural y de hecho, la cultura de la propia empresa ha de adaptarse poco a poco a este cambio.

Cuando trabajamos de esta forma, desde fuera muchas veces pareciese que estemos totalmente solos. Que estuviésemos inmersos en una clase de burbuja-locura que de un momento a otro nos vaya a provocar una especie de “fiebre de la cabaña”, como a Jack Torrance en El Resplandor.

Pero la realidad es que lejos de trabajar solos, tenemos un ecosistema virtual montado en el que pasan muchas cosas cada día. Estamos en constante comunicación con profesionales de diferentes culturas y países, resolvemos varios problemas a lo largo de la jornada y todo ello sin dejar enfriar el café.

Voy a centrarme en explicar mi punto de vista sobre algunas de las cosas que más me suelen preguntar sobre este tema y después os presentaré un proyecto en el que hemos estado trabajando Diego Rodriguez y yo en las últimas semanas con el objetivo de que si quieres, puedas trabajar en una ciudad distinta cada día.

Herramientas

Creo que nunca hemos tenido tantas opciones y herramientas que faciliten la comunicación entre los miembros de un equipo. Tenemos Slack, Trello, Evernote, Basecamp, Telegram y un largo etcétera de opciones con app móvil multiplataforma y mensajería IM. Incluso tenemos teléfono.

Pero el problema no está en la herramienta, sino en la comunicación. Existiendo comunicación, puede servir perfectamente un archivo de texto plano compartido por dropbox.

Dicho esto, personalmente prefiero Evernote o Slack junto a Skype o appear.in, pero hay miles de opciones más.

Comunicación

Es clave que la gente con la que trabajes sepa comunicar bien, tanto por escrito como por audio. Esto también incluye clientes y proveedores.

La comunicación es algo caro en dinero, en tiempo y a veces, también en salud.

Para mí comunicar bien se puede resumir en lo siguientes:

  • No mentir
  • Si hay algún problema, necesitas ayuda o hay algo que no sabes hacer, decirlo cuanto antes.
  • Si utilizas la ironía o eres “gracioso”, tener en cuenta la cultura del receptor, que puede no estar acostumbrado a tus bromas. Especialmente si no le estás viendo la cara.
  • Si no se entiende algo, preguntar, aunque sea quinientas veces.
  • No divagar e ir al grano cuando se está discutiendo algo en concreto.
  • Y lo más importante, no guardar silencio durante días por verse saturado.

Sensación de avance

Este es el punto en el que más insisto cuando trabajo con más gente en remoto, y va muy unido al tema de la comunicación.

Lejos de buscar tener un control obsesivo de cada parte del proyecto, considero importante compartir y actualizar todas las tareas en las que el equipo está trabajando, indicando quién está encargándose de cada una. También es importante ver cuáles se han completado.

Que cada miembro del equipo vea que se están haciendo cosas y quién está haciendo qué, creo que es lo más importante para tener motivación y la sensación de que el barco está realmente en ruta avanzando hacia algún sitio .

En metodologías ágiles existe el concepto de “daily“, una reunión breve en la que el grupo se reúne diez minutos cada día para ver lo que se ha hecho, lo que se va a hacer y si hay algún problema a solucionar.

En algunas ocasiones, no es posible reunirse cada día, pero sí que veo crítico hablar cada semana al menos.

Aunque trabajemos en remoto, también es importante verse en persona cada cierto tiempo. Por muy acostumbrado que estés trabajando solo, nada te carga más las pilas y te da la sensación de estar realmente en un equipo que el ver físicamente a las personas con las que trabajas día a día. No solo para firmar en una notaría cosas o discutir sobre cómo implementar una funcionalidad, sino también para recordar batallitas compartiendo unas cervezas.

Horarios

Realmente esto es lo que menos me preocupa cuando trabajo con más gente en remoto.

Aunque viene siempre bien una ventana de al menos una hora en la que coincidamos, tampoco es algo relevante para mí si hay buena comunicación por escrito.

Como nota personal y aunque sea tentador, si que recomiendo no trabajar de noche. Es genial no tener interrupciones telefónicas o de otro tipo, pero también tu vida social puede verse tocada, siendo muy fácil caer en una rutina en la que pasen días sin que hables con otras personas.

Cuando tengo que realizar labores que me exijan foco o creatividad como por ejemplo programar o diseñar, he aprendido que es mejor tener horarios para responder mensajes de email, llamadas o de mensajería y respetarlos rigurosamente antes que quedarse toda una noche programando.

Lugares y personas

Yo no soy nómada. Aunque me suelo mover bastante, por lo general suelo estar trabajando y viviendo de continuo en una ciudad determinada y luego cambio al cabo de un par de años. Me gusta esta libertad y seguramente en algún punto de mi vida decida quedarme en una ciudad ya “para siempre”.

Normalmente si no vivo con nadie más, suelo acondicionar parte de mi casa como si fuese una oficina y trabajar allí en los horarios que me haya puesto ese día. Quizás vaya a alguna cafetería alguna mañana, aprovecho para quedar con alguien y matar alguna tarea desde allí antes de que llegue.

Si vivo con alguien más, entonces suelo buscar con quien compartir oficina o algún coworking en el que haya un mínimo de vida, aunque prefiero lo primero. Si vivo con más gente me resulta muy complicado trabajar en casa, a menos que esa persona no esté en casa durante mi horario de trabajo.

Independientemente del lugar en el que trabaje en mi ciudad/pueblo “base”, sí que me gusta viajar puntualmente y moverme a otras localidades, trabajando durante unos cuantos días o incluso una semana desde las mismos.

Personalmente este cambio de contexto me carga mucho las pilas, ya que no solo conozco ciudades o pueblos que de otra forma igual no visitaría en modo turista, sino que puedo conocer a nivel profesional personas que están trabajando día a día en ellas, organizando comunidades y otro tipo de iniciativas interesantes.

Esta experiencia es un tipo de workation forzada y fiel a la definición del término, suele ser muy productiva tanto a nivel de trabajo como a nivel personal.

Por qué hemos creado rentmydesk.com

Tanto Diego como yo creemos que herramientas tipo linkedin cojean en la parte de conectar realmente a las personas en el mundo real y esto es algo muy importante en RentMyDesk.

Para las empresas cada vez es más importante conseguir captar talento para sus equipos, buenos proveedores (diseñadores, traductores, programadores, escritores…) y también obviamente, clientes. Con una herramienta así pueden recibir visitas de personas que cumplen con sus criterios viéndolas trabajar desde su misma oficina y compartir puntos de vistas profesionales.

Por otro lado, los freelances y otros profesionales acostumbrados a trabajar en remoto, pueden organizarse viajes a ciudades que quieran visitar, conociendo, trabajando y compartiendo cafés con personas y empresas que están haciendo cosas en esos lugares. También es una buena alternativa a trabajar en el aeropuerto mientras esperas a tu vuelo con un café de discutible calidad.

Ya tenemos un MVP desarrollado en beta privada. Si tienes un hueco en tu oficina y te apetece rentabilizarlo o atraer talento, ponte en contacto con nosotros. El servicio es totalmente gratuito.

Por qué mis Tweets caducan

Boceto inicial de Twitter, por JackDorsey (@jack)

Soy usuario de Twitter desde el 2007. Últimamente he reflexionado mucho sobre el uso que se le daba hace seis años a esa herramienta y el que se le da ahora.

Cuanto empecé a usarlo, la gente no relacionada con el mundo tecnológico e Internet, no lo veía como una herramienta interesante, incluso lo veían peligroso y fuera de lugar.

En el 2008 el genial Joan Planas hizo un vídeo en el que se recogían las opiniones sobre Twitter de gente de a pie, fuera de todo ámbito profesional o motivación hacia Internet.

Ha cambiado mucho Twitter desde esos primeros años en los que una herramienta por la que nadie apostaba pasó a convertirse en un poderoso canal para acercarse a personas interesantes, muy activas y que generaban o compartían contenido de valor muy difícil de encontrar hasta esa fecha.

Muchos de los que lo usábamos teníamos blog personal y, además de hablar de temas profesionales, compartíamos opiniones, sucesos y críticas. Se forjó el concepto de microblog, un canal de comunicación personal instantáneo.

Twitter empezó a calar en serio, muchas personas obtuvieron la oportunidad de demostrar su valía y conseguir contactos o darse a conocer, motivo por el cual dicha herramienta llamó la atención de personas que vieron la oportunidad de ofrecerse como consultores profesionales expertos en el manejo de la herramienta.

A raíz de la crisis, empezaron a usar la herramienta para conseguir un empleo, vender sus proyectos o como altavoz publicitario, forzando las cosas, siguiendo a mucha gente, comprando seguidores o inundando de contenido basura los timelines de los que les seguían.

Todo esto desembocó en ruido y una profesionalización forzosa de una herramienta que nació en el 2006 para sustituir los “estados” que nos poníamos en las herramientas de mensajería como MSN Messenger.

Con servicios como Favstar y Klout, donde los usuarios pueden medir su influencia y lo mucho que gustan sus frases al resto de usuarios, apoyados por los medios de comunicación clásicos offline, Twitter finalmente se ha masificado y es tan conocido como Facebook en la actualidad.

Estos últimos seis años he conocido a gente genial en Twitter, he hecho negocios, he podido dar a conocer mis primeros proyectos y he tenido oportunidades que jamás hubiese conseguido por otros medios. Sin embargo, he tenido también experiencias surrealistas con gente que ha asumido conocerme demasiado por lo que leía en mi Twitter, se han dado por aludidas en updates absurdos o han usado algunos sacados fuera de contexto con fines claramente alejados de toda buena voluntad.

He pensado mucho en qué hacer con mi cuenta de Twitter para no perderme las cosas buenas que ofrece, contemplé hacerla privada como hice en el 2008, pero finalmente he tomado la decisión de ir borrando las actualizaciones cada cierto tiempo.

Para ello me he programado un script en php que ha eliminado todos los Tweets que he enviado desde el 2007 hasta Enero de este año, más de 26.000 actualizaciones.

Entiendo Twitter como una canal personal, en el que tiene cabida el compartir lo que hago profesionalmente pero sobre todo lo que hago personalmente, mis aficiones, inquietudes, locuras (me encanta volverme loco y desvariar), escrituras de cosas que imagino o he vivido, sentido y disfrutado intensamente.

Me gusta Twitter como un sitio en el que puedo dejar palabras que tienen sentido (o no) en un momento y contexto específicos, pero no veo que den ningún valor a largo plazo. La limitación de 140 caracteres y el no poder editar lo que has publicado, creo que encaja de forma natural con ese uso.

Algunas de mis actualizaciones mal interpretadas pueden ser plato de mal gusto para ciertas personas, por lo que poniendo una fecha de caducidad a las mismas me aseguro que al menos no dure esa posible molestia u oportunidad para ser sacadas fuera de contexto.

Para contenidos y otros temas que me gusta conservar por alguna razón, utilizo este sitio web en el que además, puedo expresarme sin límites.

¿Quiere decir esto que dejo de utilizar Twitter? No, mientras pueda asegurarme de que puedo eliminar de forma cómoda el contenido que ya no tiene interés para el resto, lo usaré en mayor o menor medida como hasta ahora.

En base a las peticiones que he recibido haré la herramienta que me he programado OpenSource para que cualquiera pueda usarlo.

Sin más, creo que es importante el poder gestionar nuestra comunicación, lo que compartimos y cuando dejar de hacerlo o cambiar la forma en lo que lo hacemos.

Por qué ya no publico un resumen semanal en Simettric

Los que seguís el blog de mi agencia Simettric, habréis notado que aunque suelo poner cosas importantes o que considero importantes de comentar ya no publico un resumen semanal de avances en la sección del blog desde hace unos meses.

La razón viene a raíz de una reflexión que me venía haciendo cuando escribía los últimos resúmenes. En dicha reflexión llegué a una conclusión que se recoge en los siguientes puntos:

No era siempre natural ni espontáneo.

Muchas veces me obligaba a escribir, perdiendo la espontaneidad y aunque el feedback era positivo, no terminaba de convencerme el resultado.

Quien me conoce sabe que no me gusta forzar las cosas, me gusta que la cultura y visión de la empresa o negocio no sea forzada sino que sea natural.

Podría haber pagado a alguien para que escribiese, pero soy de la opinión de que la persona que cuente este tipo de cosas debe ser parte del equipo que las desarrolla.

No todas las semanas había cosas que contar.

No es que no se hicieran cosas, de hecho el ritmo en Simettric era y es frenético a pesar de que trabajamos con relativamente pocos clientes muy seleccionados, pero muchos de los proyectos que realizábamos no se podían contar, especialmente los que eran subcontratados. Actualmente ya no se puede subcontratar nuestro servicio, pero algunos clientes prefieren mantener la máxima discreción y eso lo respeto al máximo.

Menos es más

Esto no es algo que haya comprobado sino más bien una sensación mía.

Básicamente creo que si se dan los dos puntos anteriores, sería muy complicado distinguir entre hechos que realmente hayan sido hitos o mensajes interesantes de compartir de los que han sido meros avances o resúmenes de lo avanzado cada semana.

Para una web de una agencia, veo más interesante publicar cosas que se han hecho al final de una fase, resumiendo el proceso o detalles concretos del mismo, que comentar cada semana los avances en el mismo.

Estamos cambiando.

Simettric está cambiando. Bueno, más que cambiando, asentándose.

Poco a poco estoy consiguiendo que tome la forma que había imaginado en el principio, haciendo el tipo de proyectos y servicios que me apasionan a mí y a los colaboradores con los que trabajo.

Durante los últimos meses he estado pensando en si debería ofrecer nuevos servicios y mejorar en algunos aspectos los que ya ofrezco. Ha sido un ejercicio interesante, sobre todo para descartar cosas que tenía en la cabeza e ir pensando en cambios que se aplicarán en base a las prioridades que tenemos en nuestro sitio web y futuras comunicaciones.

Simettric

Como muchos ya sabéis, desde hace un mes dejé de formar parte del equipo de Blackslot, empresa que cofundé en el 2009 y que va en el mejor camino para convertirse en la mejor opción de servicios de hosting de calidad/precio en España.

Simettric, desarrollo web en Bilbao

El principal motivo de arrancar una nueva aventura es que necesitaba un cambio, tanto personal como de concepto sobre lo que entendía como trabajo, objetivos y sentido a la hora de crear una empresa en internet, algo que casase más con la visión que andaba buscando a nivel personal y profesional. Visión que trato de afianzar con Simettric.

En una frase, Simettric es una agencia de desarrollo web enfocada en el desarrollo de productos SAAS, especialmente de innovación en internet.

Creo sinceramente que no tiene sentido entender el futuro del desarrollo de software en el escritorio, ni en que la gestión técnica del mismo dependa del usuario.

La misión de Simettric es desarrollar productos útiles para las personas o empresas que buscan ser ágiles, de verdadero valor para las mismas, buscando siempre la comodidad y facilidad de uso para solucionar problemas en lugar de crearlos.

Con esta línea hemos empezado a trabajar y, a pesar del poco tiempo de vida que tiene el proyecto, ya contamos con partners y clientes, algunos de ellos fuera de España, con proyectos bastante interesantes a la vez que motivantes.

Os animo a ojear nuestro Magazine, a que nos sigáis en Twitter y en Facebook, en los que vamos hablando sobre proyectos y tendencias innovadoras que nos parecen muy interesantes en el sector de internet.

Esto es en lo que llevo volcado las últimas semanas y en lo que estaré trabajando en los próximos meses. Sobra decir que es muy duro volver a empezar, pero apasionante.

Artesanio

Jose ha anunciado hoy la apertura oficial de Artesanio que será este próximo Lunes 11 de Abril.

Después de desglosar la idea en fases, abrimos el blog hace casi un año y desde entonces, hemos conocido a más de 300 artesanos y hemos hecho más de 2.500 amigos en facebook.

Desde el primer día, recibimos día a día valioso feedback de gente que hace cosas realmente increíbles.

Todo el feedback se asimila, desglosa e implementa en el que tenemos como objetivo que sea, el mejor mercado online y sitio web social creado para artesanos a nivel internacional.

Un objetivo ambicioso, sobre todo teniendo en cuenta a sitios como Etsy que cuenta con un excelente equipo técnico en el que podemos encontrar a gente como John Allspaw.

Nos espera bastante trabajo por delante, trabajo muy motivador por cierto, y también muchas obras de arte que esperamos que no os canséis de curiosear ni comprar.

Artesanio es un proyecto conjunto de Blackslot y Jose Luis Moreno, en el que estamos haciendo una labor de coworking autofinanciada con nuestros propios recursos.

Esperamos que os guste.

Symfony, wordpress o php desde 0

Este post es una reflexión sobre si realmente utilizar un framework es el camino para desarrollar aplicaciones web o es mejor utilizar un cms como WordPress o quizá una estructura de clases propia que reutilicemos en los futuros proyectos que afrontemos.

Utilizar un framework como Symfony

Para mí, adoptar Symfony como framework ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi historia como desarrollador web.

Symfony es un framework excelente, muy personalizable, extendible y automatizado que además, te enseña a programar bien.

¿Qué es programar bien? Para empezar, usar patrones de diseño, aprovechar todas las ventajas que ofrece la POO al máximo posible ademas de, por encima de todo, evitar repetirte.

Symfony no es el único framework que permite esto, también Zend es otra opción excelente.

Sin embargo, en los últimos meses he tenido la oportunidad de participar en proyectos fuera de las necesidades comunes. Ya sea por rendimiento o por la naturaleza de la aplicación, teníamos que especializar bastante funcionalidad del core de symfony, aprender casi de memoria los parámetros de los archivos .yml de configuración o incluso, extender el framework para que cumpliese con los requisitos de la arquitectura de sistemas.

Esto supone en algunos casos muchas horas más que en un proyecto de php digamos “sin framework”, pero una vez conseguido el tiempo se reduce en la próxima ocasión que te encuentras con el mismo problema, si lo haces.

Hay pequeñas situaciones en las que debemos invertir tiempo para desarrollar pensando en el framework para obtener funcionalidad que sería trivial en un entorno sin framework. Sin embargo en general compensa porque nuestro código queda totalmente integrado con una arquitectura que tiene un nivel muy alto de calidad.

Pero otro problema aparece cuando de repente se anuncia una nueva versión del framework y empiezas a ver que todo lo que has aprendido en la versión 1, es completamente distinto en la versión 2. Esto es algo bastante costoso de asumir para los desarrolladores ya que algunas de las ventajas más importantes de utilizar un framework son precisamente las que en este caso, se ha puesto en contra de todos nosotros:

  1. Todos habíamos aprendido a programar en nuestro día a día pensando en symfony, con sus configuraciones y la nomenclatura de sus clases.
  2. Todos conocíamos perfectamente los nombres de los directorios, archivos de configuración y comportamientos de los métodos que se usan en las clases más importantes del framework, así como dónde teníamos que encontrar los recursos de documentación necesarios para nuestro día a día.
  3. Habíamos desarrollado código reutilizable como plugins, concepto que desaparece en la próxima versión.

Estos puntos son los más negros que quizá se puedan encontrar a la hora de decidirse por un framework que no sea uno nuestro propio. Sin embargo y a pesar de los mismos, creo que en general es una decisión muy buena el optar por un framework de desarrollo.

Utilizar un CMS como WordPress

Otra opción que existe es optar por un cms como WordPress. Hablo de WordPress porque es el que más conozco a “bajo nivel”. Si estás acostumbrado a utilizar un framework como Symfony, tienes la sensación al desarrollar bajo una plataforma para nada óptima (en cuanto a rendimiento se refiere) y que se salta a la torera cientos de recomendaciones sobre cómo desarrollar en un entorno POO.

Sin embargo el sistema funciona para la mayoría de proyectos medios o básicos, los diseñadores están encantados con él y ya lo conocen debido a la facilidad de uso de su sistema de themes, funciona sin tener que tocar prácticamente nada en la mayoría de plataformas de hosting y cubre con la necesidad funcional de todo sitio medio que no tenga necesidad de un desarrollo continuado.

Aunque sea una opción poco óptima fuera de la caja, en Blackslot tenemos corriendo varios sitios con decenas de miles de visitas al día basados en esta plataforma, con ayuda de soluciones de caché internas, teniendo aún margen para escalar a bastante más tráfico sin demandar grandes cantidades de recursos de servidor.

El problema reside más bien en el tipo de funcionalidad que quieres afrontar con el cms y la calidad que esperas obtener con el mismo. Yo no desarrollaría una intranet en WordPress por ejemplo, ni una plataforma de tienda electrónica para un negocio que dependa exclusivamente de esta plataforma para funcionar.

Utilizar PHP desde 0

Aunque durante muchos años he defendido el utilizar php sin frameworks hoy en día lo desaconsejo por completo.

Hace años no existía ninguna opción seria para php equiparable a un entorno .net por ejemplo. Hoy en día hay tantos que cuesta elegir.

No digo que debas elegir una de las opciones más maduras disponibles (que para mí sólo hay dos: Zend o Symfony). Lo que digo es que a menos que tu negocio sea una sola web y tengas el foco y todo tu tiempo puesta en ella, necesitas un framework para conseguir sobre todo estos puntos:

  1. Desarrollar con más programadores en el mismo proyecto sin que sea un caos.
  2. Trabajar con más gente en el mismo proyecto. A diferencia del punto 1, tienes que tener en cuenta a diseñadores, maquetadores, analistas, gente de sistemas..
  3. Tener una base reutilizable que os ahorre, a medida que desarrolléis con la misma, más y más tiempo.
  4. Conseguir automatizar las tareas más repetitivas y centrarte en el código específico de la aplicación que te ocupe en ese momento.

Aunque creas que lo mejor es ponerte a desarrollar un framework propio desde el principio, merece la pena conocer los frameworks que existen para aprender de miles de desarrolladores que han tenido muchos más problemas y por lo tanto tienen más experiencia que tú.

Desarrollar un framework sin haber utilizado otro antes como Symfony o asp.net mvc es una tarea muy compleja que puede hacerte perder mucho tiempo. Actualmente no es casualidad que Ruby On Rails, Symfony, asp.net mvc y otras opciones para desarrollo web escritas en diferentes lenguajes se parezcan entre sí. Esto es porque los problemas que nos solemos encontrar en el día a día son los mismos y es muy bueno conocer alguno de estos frameworks al detalle para orientarte sobre cómo debes organizar la arquitectura de una aplicación web seria.

En mi caso, incentivado por el cambio de versión de Symfony y por algunas de las cosas que no me han gustado o que he visto demasiado complejas en el mismo para solucionar determinados problemas, he empezado a diseñar y desarrollar en mis tiempos muertos un framework mucho más ligero y simple que Symfony pero pensado tanto para entornos tanto de hosting compartido como para arquitecturas más complejas.

Sin embargo no voy a dejar de utilizar ni Symfony ni WordPress. Me encanta Symfony y muchas de las cosas que he aprendido con este framework las estoy aplicando en este proyecto e incluso utilizo alguno de sus componentes. WordPress por su parte es la mejor opción para reducir costes en determinados proyectos que no requieran ni complejidad ni funcionalidad fuera de lo que se espera de un sistema de publicación.

Busco compañeros de podcast

Llevo varios meses con la idea de hacer un podcast dedicado a internet y sus tecnologías, lo que tengo claro es que no quiero hacerlo solo.

Aunque en el pasado cogí algo de experiencia con un programa de radio sobre música electrónica en una emisora local de Bilbao, creo que lo interesante de este proyecto es el debate que pueda generarse.

Preferentemente busco a gente en Bilbao o alrededores.

Aunque la temática del podcast sería técnica, estaría genial también hablar un poco de proyectos y herramientas que van siendo lanzadas a internet, tanto desde el punto de vista técnico como de usuario o de marketing y negocio.

Con respecto al equipo y sitio de grabación, yo me encargaría del equipo y el sitio puede ser en las oficinas de Blackslot (en Barakaldo).

El podcast se haría cada dos o cuatro semanas ( o básicamente cuando haya tiempo y temas para hacerlo :)

Sobre la temática, lo que tengo en la cabeza sería un podcast de una hora aproximadamente de duración dividido en dos espacios:

Espacio 1: actualidad y eventos

Un resumen de las noticias más relevantes en las últimas semanas en el mundo de internet y un resumen rápido de los próximos eventos que se van a celebrar por España.

Espacio 2: tema central del podcast

Se elegiría un tema central del que hablar. puede ser un servicio o varios que nos hayan llamado la atención (un servicio o plataforma web tipo Twitter, Facebook..), una herramienta o tecnología concreta, una entrevista a un invitado, una noticia que sea lo suficientemente relevante para hablar de ello o hablar un poco sobre programas, juegos, aplicaciones u otro tipo de cosas que puedan ser interesantes para el oyente.

No tengo ninguna prisa en empezar con ello, por lo que si te animas o tienes alguna sugerencia de contenido déjame un comentario o ponte en contacto ;)

Idea: sistema de recomendación de contactos en Twitter

Desde hace un tiempo he estado dándole vueltas a un sistema de recomendación de contactos en twitter.

Filtrar por listas es efectivo para seguir las actualizaciones de las personas que más me interesa lo que suelen decir, pero de vez en cuando suelo consultar el stream del resto para captar nuevos contactos o enterarme de cosas que no veo en estas listas privadas.

He observado que podría automatizar el flujo de entrada y salida de contactos en las listas que he creado, para ello necesitaría crear un sistema que en base a ciertos patrones me sugiriese qué usuarios debo dejar de seguir en mis listas y cuales debo agregar.

Existen herramientas como http://www.muuter.com/ (gracias César por la recomendación), que permiten silenciar actualizaciones que contengan palabras que no quiero leer. Esto no me termina de convencer, ya que es posible que no me moleste que puntualmente un contacto diga “goool” (no me gusta el fútbol), o que mencione lo bueno que es su trabajo como SEO/socialmedia (bueno quizá en estos casos si que me vería tentado a dejar de seguirle :)

El sistema que propongo se basaría principalmente en lo contrario, es decir sería un sistema de recomendación basado principalmente en listas blancas.

De entrada se me ocurren los siguientes requisitos:

  • Dado que el sistema no me podría dar la información nada más registrarme, debería guardar mis contactos en su base de datos y evaluar sus updates cada cierto tiempo para compararlos a los criterios que he especificado en mis listas blancas y negras. Cada semana me podría sugerir nuevos cambios en mis listas privadas es decir, si debo agregar o quitar a alguien de las mismas.
  • Ya que la aplicación seguiría updates de mis contactos, y de los contactos de los demás usuarios, no estaría mal que me recomendase contactos que no esté siguiendo actualmente.
  • La aplicación analizaría mis propios updates, extrayendo las palabras que más repito usando estas como un criterio para distinguir una posible afinidad con respecto a otros usuarios. Podría tomar dichas palabras como criterios para una lista blanca y las que estén tageadas (es decir con #) en un update con la etiqueta #ironic en una lista negra.
  • La aplicación me permitiría poner una serie de filtros basados en expresiones regulares. Las expresiones regulares, aunque son difíciles para un usuario normal, permiten una mayor precisión de filtrado, que es lo que más me interesa. Gracias a ellas podría filtrar mucho más fácilmente usuarios que les guste el fútbol, hagan retweets sin aportar nada sobre temas que no quiero seguir o al revés, el sexo del contacto en base a las terminaciones sintácticas de ciertas palabras e infinidad de filtros mucho más flexibles que pudiese tener con simples palabras clave o la api del propio twitter. Estos filtros podría aplicarlos tanto en listas blancas como en listas negras.
  • Para dar más precisión a las listas blancas, la aplicación me permitiría especificar palabras clave y otros criterios más típicos en una aplicación de este tipo.

El algoritmo que evalúe qué contactos de twitter deben estar en las listas que sigo o cuales no, deberá calcular estas prioridades según los criterios descritos anteriormente y su recurrencia en los updates de estos usuarios. Es decir, si un usuario tiene muchos updates seguidos con criterios en una lista negra, se irá antes de mi bandeja de entrada que un usuario que tenga los mismos updates pero en intervalos de tiempo más largos y con otros updates de por medio que sí me interesen.

Pienso que podría ser una aplicación muy útil, si tenéis alguna sugerencia u os parece una tontería, dejad comentario.

Domo-kun and devil ducks

Siempre es interesante ver otros puntos de vista y aportaciones :)

Comienzo un nuevo año y un nuevo proyecto

El jueves comenzó un nuevo año, un año que algunos han clasificado como temible y otros tantos le han puesto la etiqueta oportunidad.

Lo cierto es que, a pesar de entender los motivos que lo hacen temible digno de todo respeto desde un punto de vista económico, yo me encuentro en el segundo grupo. Creo sinceramente que este año va a ponernos a todos a prueba, algo que me resulta francamente emocionante.

Y es que este año para mí va a resultar especialmente relevante, mucho más que el anterior incluso, ya que desde hace algunos meses estoy preparando el camino para lo que va a ser mi segundo intento de crear una empresa.

Lejos de buscar la etiqueta de emprendedor, esta entrada la escribo para explicar de una forma breve a los que esteis interesados en qué es lo que tengo entre manos y que va a ver la luz este año.

Creo que debo empezar comentando que este proyecto no lo estoy llevando a cabo en solitario, lo estoy llevando a cabo junto a otra persona en la que confío plenamente.

Nuestro proyecto está orientado a ofrecer soluciones a empresas, startups, desarrolladores web y emprendedores que requieran asesoramiento, tecnologías en sus últimas versiones, arquitecturas escalables, administración/optimización de sus sistemas para llevar a buen puerto su proyecto en internet.

Tenemos experiencia técnica trabajando tanto bajo el área de sistemas como en el de desarrollo en internet, por lo que creemos que podemos hablar el mismo idioma que nuestros clientes y ser conscientes de sus inquietudes desde su mismo punto de vista, algo que sinceramente es lo que más me atrae de este proyecto.

Para los que os interese saber más sobre este proyecto, estaré encantado de charlar sobre él con vosotros en los siguientes eventos en los que podéis encontrarme este mes.

Pamplona el día 15: Microsoft Technet: Up to Secure

Bilbao (sede eitb) el día 16: Bazkaria

Barcelona los días del 28 al 30: Search Congress

Por qué phpbilbao.org no está online todavía

Ha pasado más de un mes desde que anuncié el proyecto que proponía charlas entre desarrolladores de php en Bilbao.

Muchos me habéis preguntado cómo va el proyecto y he creído obligatorio el informar del por qué no he avisado ni publicado nada online todavía.

Lo cierto es que me han surgido una serie de proyectos, que están requiriendo toda mi atención fuera de mi trabajo actual en nvivo.es y que me están llevando a plantearme algunas cosas de las que ya os hablaré en su momento, por lo que mi tiempo para dedicarle a éste proyecto se ha visto notablemente reducido.

Lejos de estar abandonado, os escribo para deciros que ésta semana o como muy tarde la que viene (tenéis mi palabra) tendréis acceso a un drupal en el que nos iremos organizando, los que estemos interesados en quedar.

En un principio tenía en mente desarrollar nuestro propio sitio desde cero, pero por prioridades no me voy a comprometer a tanto por ahora y retrasar más todo esto.

Por supuesto, toda ayuda en el tema de organizar las quedadas y charlas será recibida con los brazos abiertos.