Mezclar música electrónica. Lección 1: Conceptos básicos

foto por Kay in t Veen

Antes de entrar en materia es necesario conocer algunos conceptos básicos relacionados con la música y los instrumentos o aparatos que utilizaremos para mezclar tracks.

Beat

Cuando hablamos de un beat, hablamos de cada uno de los golpes que marcan el ritmo en la canción.

BPM o Beats por minuto

Es la medida utilizada para representar la velocidad de una canción. Cuando se mezclan dos o más canciones, lo normal es que se deban ajustar las demás a la velocidad que tiene la que está sonando en ese momento.

Tras igualar la velocidad y poner todas las canciones al mismo BPM, se deberá hacer coincidir los beats para que coincidan exactamente unos sobre otros y evitar que se produzca el famoso efecto comúnmente conocido como “caballitos”, llamado así por recordar al trote de varios caballos cuando los beats no están sincronizados.

Pitch

Es el control en un plato o reproductor de CD que nos permite ajustar los BPM de cada una de las canciones que vamos a mezclar.

Es y ha sido uno de los controles clave que cualquier Deejay debía dominar a la perfección. Actualmente existe un control llamado Sync que permite no necesitar saber sincronizar los BPM de las canciones de forma manual haciendo uso únicamente del Pitch y del oído.

Saber utilizar el Pitch y saber sincronizar los BPM a oído es algo básico para dominar el arte de mezclar música.

Pitch Bend

Mientras estamos ajustando la velocidad de las canciones, necesitamos acelerar o frenar la canción. Cuando pinchamos con vinilo, esto se hace directamente sobre el disco o sobre su base, empujando y frenando literalmente el disco hasta que encontremos el punto exacto de Pitch.

En algunos reproductores de CD o sistemas electrónicos, disponemos de un par de botones que indican “+” y “-” que nos permiten hacer esto.

Jog Dial

En los reproductores modernos suele ser ya habitual encontrar una rueda grande que nos permite manipular la canción como si se tratase de un vinilo, este control se llama JogDial.

Las ruedas de Jog nos permiten también encontrar puntos de CUE, lanzar efectos o configurar samples (trozos de canción) que pueden repetirse de forma indefinida.

CUE

El punto de CUE es el punto desde el cual queremos que empiece una canción. Normalmente se establece el punto de CUE en el primer beat de la canción y usamos este punto para sincronizar los BPM de la canción que está sonando en nuestra preescucha con respecto a la que está sonando en master.

Cuando pinchamos con vinilo se detiene el disco en el punto de CUE y se suelta en el momento que queremos que empiece la mezcla.

Protip: Algunos deejays colocamos pegatinas sobre el disco para tener acceso rápido al punto de CUE del track que queremos poner.

En sistemas y reproductores modernos, podemos establecer varios puntos de CUE en diferentes puntos de la canción.

Preescucha

La preescucha es lo que suena en los cascos, pudiendo configurar en la mayoría de mesas de mezcla si queremos que se escuche la canción de uno de los reproductores o platos, o la mezcla de dicha canción con respecto a la que está sonando en master.

La mayoría de mesas de mezcla nos permiten establecer el volumen de la canción que tenemos en preescucha con respecto a la que suena en master, ayudándonos a tener una simulación de cómo quedaría la mezcla antes de soltarla al master.

Mesa de mezclas o mixer

Es el aparato que nos permite mezclar dos o más canciones al hacerlas sonar a la vez.

RodecBX-14

Los componentes más habituales en un mixer son:

  • Faders. Los faders son los controles verticales que nos permiten controlar el volumen por cada canal que queremos hacer sonar en el canal master, que es el que se escucha como resultado final en la mezcla. Cada canal puede ir asociada a un plato, un reproductor de cd, un micro o incluso a varios de estos. En el caso de que un canal sera compartido por un plato y un reproductor por ejemplo, tendremos un control que nos permita seleccionar qué es lo que va a sonar en ese momento en ese canal. Los faders de calidad suelen tener raíles de oro que no se oxidan fácilmente y mecanismos patentados que aumentan su durabilidad.
  • Crossfader. El crossfader es un fader horizontal que se puede asociar a dos canales. Si el crossfader se sitúa a la derecha, en el canal master sonará el canal asociado a la derecha, si se sitúa a la izquierda, sonará el de la izquierda. En el centro sonarán los dos canales a la vez. El crossfader se utiliza sobre todo para mezclas rápidas o en las que sólo se pueda usar una mano o unos dedos, como en el caso del scratching o turntablism.
  • Ecualizador. Es la parte más importante del mixer junto a los faders. Permite controlar el volumen de graves, medios y agudos. Es bueno fijarse en el rango que ofrece el mixer ya que puede haber mucha diferencia de potencia y afectará a la mezcla significativamente.
  • Preescucha. Es el control que nos permite escuchar en los cascos un canal y mezclarlo con el master antes de que suene en directo.

Algunas mesas de mezcla llevan integrados reproductores de CD/USB e incluso plataformas para conectar el iPod/iPad o Móvil y poder acceder a la música de los mismos.

Turntablism

El turntablism es un arte que se basa en crear mezclas rápidas y utilizar el plato como instrumento musical. Los deejays que dominan este arte tienen un nivel muy alto de dominio de técnicas relacionadas con el scratching.

No es necesario dominar el turntablish para mezclar música electrónica, pero gracias a este arte se ha evolucionado mucho a nivel de técnica y tecnología para mezclar música en directo.

Giradiscos o plato

Es el aparato que permite reproducir discos de vinilo.

turntable-parts-record-player-technics-sl1200-sl-1200

Los platos profesionales disponen de los siguientes elementos:

  • Motor. Puede ser de polea o de tracción directa, normalmente de cuarzo. Los segundos son los más recomendables por fiabilidad y duración. Existe mucha diferencia entre ambos a la hora de pinchar música y se recomienda siempre elegir tracción directa.
  • Contrapeso. Sirve para contrarrestar el peso del brazo que soporta la cápsula y la aguja, permitiendo ajustar el roce que queremos que la aguja haga en el disco. El contrapeso suele tener dos controles: el ajustador de peso que establece la fuerza con la que la aguja incide en el surco del vinilo y un calibrador que previene que la aguja salte inesperadamente. Pro tip: Algunos deejays que dominaban el turntablism en los noventa daban la vuelta al peso de los Technics SL 1200 para conseguir que la aguja saltase menos al hacer scratchs.
  • Ajustador de revoluciones. Permite cambiar las revoluciones de 33 a 45. No todos los discos se graban a la misma revolución y a menudo una revolución más rápida permite incluir más tracks en un sólo disco.
  • Botón de encendido o apagado. Suele ser un botón redondo de tuerca que permite apagar el giradiscos y por lo tanto apagar el motor. Es distinto al botón de frenado del motor y a diferencia de este se puede utilizar en medio de una sesión para hacer un efecto prolongado en el que poco a poco la canción va perdiendo velocidad hasta pararse.
  • Deslizadores. Son alfombrillas que se colocan en la base donde se pincha el disco para que éste deslice sin romper la aguja o rallarse.
  • Calibrador y medidor de velocidad (estroboscopio). Los platos profesionales pueden trucarse para conseguir más margen de pitch. En los 90, cuando se pinchaba a 180BPM los deejays trucaban sus platos para conseguir aumentar la velocidad de canciones que estaban grabadas a 140BPM y sincronizarlas con canciones de 160BPM. El medidor de velocidad o estroboscopio suele tener una apariencia metálica formando un marco negro redondo con lunares bajo la plataforma sobre la que se pincha el vinilo. El calibrador suele estar en la zona del botón en apagado o encendido del plato y suele tener una luz roja o azul metálica que ilumina una fracción del medidor de velocidad.
  • Lámpara. Los platos profesionales tienen una bombilla para poder distinguir el dibujo de los tracks del vinilo en condiciones de baja luminosidad.

Cápsula y Aguja

carts_1

La cápsula es la encargada de transformar la energía magnética generada por la aguja en la señal que será interpretada como onda sonora. Hay muchos tipos distintos de cápsula y es la pieza clave para conseguir una buena calidad de sonido cuando pinchamos con vinilo.

Protip: a la hora de elegir una cápsula hay que saber muy bien qué uso queremos darle y en la potencia de la misma. Las hay especiales para hacer scratch sin dañar el disco o evitar el salto mediante agujas de punta redondeada sin perder calidad de sonido.

La elección de una cápsula y aguja es tan importante que algunos deejays profesionales suelen llevar sus propias cápsulas cuando van a pinchar a una sala.

Como he comentado, estos son algunos de los conceptos imprescindibles de conocer para introducirse en el mundo de las mezclas. Hay muchos más y actualmente disponemos de un catálogo muy amplio de opciones para reproducir, mezclar y aplicar efectos en directo a nuestra música.

Sobre mezclar música electrónica

Hace un año prometí que escribiría un post sobre cómo aprender a mezclar música electrónica. Lo he ido posponiendo y al final me he decidido a explicar por qué y cómo lo voy a hacer. Esto va en contra de la filosofía que estoy tomando últimamente en la que suelo hacer cosas antes de decir que voy a hacerlas, pero a pesar de esto haré el esfuerzo.

Resumen de mi historia como deejay

Con unos trece años, en 1996 empecé a interesarme por la música electrónica y el 97 empecé a enterarme de qué estilos y música de este tipo existía.

Fui un niño bastante raro y en mi casa no se escuchaba música, por alguna extraña razón me interesé por la música clásica a pesar de que nunca se me había dado bien la asignatura de música. Quizá por eso cuando me interesé por la música electrónica, me atraían más los temas con melodías y bases trabajadas. Por ello, el estilo que siempre me ha gustado más para pinchar es el trance.

No fue hasta el 99 cuando empecé a aprender a pinchar música en vinilo. Iba a casa de un compañero del colegio que tenia un equipo barato, basado en dos platos Technics de polea y una mesa de mezclas fonestar.

En el 2000 empecé a practicar en casa con un player para PC creado por un programador y deejay de Asturias: el DeejaySystem, que sigo utilizando hoy en día.

Empecé a pinchar en concursos de DJs Amateur y básicamente no lo hacía bien. La diferencia entre pinchar con un plato barato de polea y un Technics SL1200 con motor de cuarzo de tracción directa, que era lo estándar en todas las salas, era similar a montar en una bici o en una moto de monte.

No fue hasta el 2001 cuando conseguí comprar un equipo que aunque barato era decente. Tenía una mesa fonestar y dos platos JB System de tracción directa.

A partir de ese momento, aunque el estándar en las salas eran los SL1200, mucho más potentes que los JB System, me acostumbré a su motor y fui perfeccionando mi técnica, hasta lograr hacer sesiones a tres platos improvisadas durante horas.

En el 2003-2004 me aparté un poco del mundillo y pase a centrarme más en la informática y en programación. Continué haciendo sesiones de forma privada, pero no me volví a presentar a ningún concurso ni a pinchar en una sala. También compuse algún tema gracias a software como Fruity Loops y el sintetizador VST Sytrus, pero nunca llegué a aprender solfeo.

Por qué quiero enseñar lo que sé sobre mezclar música

Actualmente hay muchas herramientas y sistemas que hacen casi todo automáticamente por los DJs. Creo importante escribir sobre el tema para que los que realmente quieran aprender y encuentren lo que escriba, tengan una orientación y una guía sobre cómo deberían practicar para poder dominar este arte.

Mi familia, especialmente mis padres, no apoyaron para nada este interés, lo asociaban a la típica imagen negativa que se tiene de la noche, la música electrónica y las drogas. En la cabina de las salas en las que he tenido el placer de pinchar he conocido a gente genial y doy gracias de haber defendido esta pasión ya que me ha aportado una visión distinta en otros aspectos de mi vida, especialmente el profesional.

Gracias a esta pasión, empecé a entender la música, a aprender de ella y a amarla de verdad. Desde que empecé a mezclar música selecciono mucho la música que escucho e intento descubrir grupos y estilos nuevos, alejados de toda lista comercial.

Mi idea es ir escribiendo durante este año una serie de artículos a modo de guía en esta categoría, sobre lo básico para aprender a pinchar con vinilo o sistemas basados en CD o USB y por último contar trucos y curiosidades que he aprendido en general y las herramientas actuales que existen para mezclar música, incluso desde el móvil.

Espero que os resulte interesante.

Entradas