Inicio

Cosas que he aprendido trabajando como autónomo desde casa (parte 1 de 2)

Llevo poco tiempo como autónomo (desde Abril de este año) y trabajando desde casa (desde Enero de este año) aún así, he aprendido algunas cosas y me he animado a escribir sobre las mismas.

En esta primera parte me centraré en cosas que he aprendido trabajando desde casa.

En la segunda parte hablaré de las cosas que he aprendido estando como autónomo.

Los consejos que doy, están dirigidos para mí mismo el primero.

Trabajar desde casa

Para empezar hay que ser consciente de que trabajar en casa no es ningún chollo y dependiendo de cómo seas, pueden ser mayores los inconvenientes que las ventajas que conlleva.

home freelance

**Es bueno disponer de un espacio acondicionado para trabajar **

Debes tener sensación de espacio. Disponer de una mesa ordenada y únicamente con lo que necesites para realizar tu trabajo, es fundamental.

Si vives con más gente, hazles entender que sólo deben entrar a tu espacio de trabajo para decirte algo súmamente importante o cuando te vean alejado de tu portátil.

No dudes en comprar un buen ventilador, una buena silla y un segundo monitor (o los que necesites) si usas portátil.

Con respecto a lo del segundo monitor, a algunas personas que programamos nos resulta muy difícil concentrarnos en un editor de código extendido en una pantalla de más de 19 pulgadas. La mejor combinación que he probado es mantener el portátil a la altura de la mesa y el monitor más grande situado justo encima de la pantalla del mismo. Esto nos permite concentrarnos mejor en el código, y dejar en el monitor más grande las ventanas del navegador con el resultado (que suelen ocuparnos más espacio debido a extensiones imprescindibles como firebug), la documentación y otras cosas secundarias.

Usando la combinación anterior junto a escritorios múltiples (también llamados virtuales), puede incrementar nuestra productividad considerablemente. En MacOSX Leopard los escritorios virtuales vienen por defecto con el sistema, al igual que en la mayoría de escritorios para Linux/Unix. En Windows podemos tener esta funcionalidad en Windows Vista/Xp gracias a la herramienta Open Source Vista/XP Virtual Desktop Manager.

**Fijarse un horario y vestirse para trabajar **

Una de las ventajas de trabajar desde casa es el poder gestionar el tiempo de la forma que creas conveniente. No hay que asumir esta ventaja como algo que nos evite la necesidad de tener un horario.

Tener un horario puede ayudarnos a conseguir concentración, evitar procrastinación y necesitar menos tiempo para realizar el trabajo. Si asumes la recesidad de respetar un horario, vas a dejar las cosas que no están relacionadas de lleno con tu trabajo para otro momento que no entre dentro de dicho horario.

Si algún día necesitas modificar dicho horario, que sea por algo realmente necesario y tomarlo como un hecho puntual. Si no somos serios en ese aspecto no sirve de nada el planear un horario, sólo para engañarnos a nosotros mismos.

Probablemente pienses que respetar un horario limíta la libertad que tienes para gestionar tu tiempo al trabajar desde casa. Precisamente esa libertad es la que te permite planificar un horario adaptado a tí, sin que nadie lo haga por tí ni te ate a unas horas en las que no estas agusto trabajando.

Tener libertad no debe llevar a no ser responsables ni ordenados con nuestro tiempo. Piensa en la responsabilidad que Hiro Nakamura debe asumir ;)

Cuando trabajamos en casa podemos tener una mala costumbre de ponernos a trabajar nada más levantarnos de la cama.

Lo ideal es levantarnos, hacer algo de ejercicio, ducharnos, vestirnos con ropa cómoda, desayunar y ponernos a trabajar.

**Evita programas de gestión de tiempo que supuestamente te ayuden a ser productivo, usa el papel/una pizarra y escucha música nueva **

Al igual que en tu mesa de trabajo, en tu ordenador no debería estar ejecutándose lo necesario para realizar tu trabajo y ayudarte a concentrarte.

Muchos programas del tipo GTD ”Getting Things Done”, si no se usan bien, pueden hacernos perder el tiempo precisamente en gestionar las tareas que nos quedan pendientes y nos abruman con alertas por todas partes.

Para gestionar tus tareas y horarios hazte con un calendario (mejor si es el que viene con tu sistema operativo) y un gestor de proyectos deslocalizado y lo más minimalista posible (yo uso BaseCamp). Procura hacer más caso a tu calendario que a las tareas pendientes para respetar tus horarios, y pasa las tareas más inmediatas a papel.

Cuando las completes, abre el gestor de tareas y táchalas, pasa las siguientes a papel y cierralo hasta que completes las nuevas.

Mantener el gestor de tareas abierto puede agobiarnos, y nos dificulta el visualizar los “arboles” que debemos talar dentro del “inmenso bosque” que tenemos en frente.

Dibuja mapas mentales, para separar problemas, tomar decisiones, planificarte o para buscar la forma de desarrollar cierta funcionalidad de un proyecto que tengas entre manos, y prototipa las interfaces asociadas a una funcionalidad que debas desarrollar. Hazlos sobre papel o sobre una pizarra, es más rápido y nos aleja de toda distracción concentrándonos en lo verdaderamente importante.

Para muchas personas la música ayuda a concentrarse, yo por ejemplo uso el cliente de escritorio, evita entrar en la web mientras trabajas, de last.fm que me permite escuchar música del estilo que más que gusta ofreciéndome variedad, esto último es muy importante para hacernos más ameno el trabajo.

Programas de mensajería instantánea

Los programas de mensajería instantánea son un gran avance para mantenernos en contacto con clientes, amigos y familiares.. pero a la hora de trabajar suponen un gran peligro que afecta directamente a nuestra productividad.

Quita bots de servicios tipo twitter, pownce, jaiku y demás. Estos servicios disponen de clientes de escritorio que nos permiten seguirlos de una forma más asincrona y con menos intrusividad.

Desconéctate de MSN/Live en horario de trabajo. MSN/Live de Microsoft es la red de mensajería instantánea que tiene más usuarios conectados en todo momento,y la mayoría no son profesionales. Por el contrario, servicios como GTalk de Google, tienen un número de usuarios más bajo que lo usan, y en la mayoría de casos son usuarios más avanzados que disponen menos tiempo para perderlo.

Recuerda que tus amigos y familiares tienen tu teléfono, si es algo urgente te van a llamar.** **

Haz ejercicio, no pierdas relación con la gente que te importa, conoce a gente nueva relacionada con tu trabajo, practica sexo (si puedes) y sal de casa

Debes ser consciente de que trabajar en casa, además de psicológicamente, te va a afectar físicamente.

El ejercicio es fundamental para soportar cargas de trabajo, crear nuevas neuronas y mejorar el ritmo cardiaco entre otras muchas cosas. Dentro de tu horario de trabajo, fíjate una hora al día para cuidarte físicamente.

Trabajando en casa no tienes compañeros de trabajo. **Esto es una desventaja muy grande, sino colosal. **

Trata de sacar tiempo para hablar con tu familia, padres, amigos etc. Trabajar en casa y empezar con un negocio que debes sacar adelante si o si, va a limitar mucho el tiempo del que dispones para compartir con otra gente, especialmente si están fuera del ámbito de tu trabajo. Debes relacionarte con más gente, es importantísimo para ampliar tu cartera de contactos, forjar más amistades, aprender cosas sobre más temas que no sean tu trabajo pero que te puedan venir bien en un futuro, mejorar tu carisma, tu forma de expresarte, tu sentido del humor y tu vida en general.

Practicar sexo además de proporcionaros a tí y a tu pareja placer, mejora tu autoestima, la circulación de la sangre, te libera de estrés y te hace estar de buen humor.

Sal de casa aunque sea solo, busca cualquier excusa para hacerlo. A mí personalmente me resulta imprescindible escaparme a algún sitio donde pueda ver el mar y estar tranquilo.

Correo, RSS y Twitter

El correo electónico es imprescindible para realizar nuestro trabajo hoy en día. Muchos de nosotros disponemos de varias cuentas a las que acceder y que debemos revisar todos los días.

Centralizar todas nuestras cuentas en un sólo cliente nos va a evitar perder tiempo y olvidar leer algún correo importante.

Para muchos, el estar al día en tecnologías, técnicas y metodología que aun no están documentadas y son imprescindibles para mejorar como profesionales, es gracias al seguimiento de cientos de sitios web que comparten experiencia y conocimiento.

Los lectores rss nos permiten asimilar de forma cómoda cantidades colosales de información que nos llega cada día.

Sin embargo son de sobra conocidas las desventajas de no tener un control del tiempo invertido en la lectura de toda esta información. Planifica dentro de tu horario, un tiempo para tu lectura diaría de rss y síguelo a rajatabla.

Servicios de mensajería asincrona como twitter nos permite recibir información filtrada y recomendada por gente que hemos decidido seguir, además de conseguir nuevos y valiosos contactos. Elegir bien a tus contactos en este tipo de servicios es clave.

**Evita horarios nocturnos, descansa y desconecta **

Muchos trabajamos de noche bastante mejor que de día, sobre todo cuando trabajamos en casa. Por la noche nuestro vecino no se va a poner a taladrar una pared, hay menos gente conectada en los programas de mensajería instantánea, hay menos tráfico en la calle, nadie normal nos va a llamar o abrir ventana en nuestro cliente de mensajería por alguna estupidez a media noche y seguramente el resto de habitantes de tu casa, estarán durmiendo.

Sin embargo, ese tipo de horarios pueden evitar que tomemos en serio nuestras horas dedicadas al sueño y no nos permitan ser todo lo sociales que deberíamos.

Es imprescindible estar lúcidos y descansados cuando hablamos con nuestros clientes u otras empresas/profesionales con las que trabajemos.

Descansar es fundamental para ser más productivos. Piensa que si tienes que restar horas de sueño porque no estás consiguiendo todos los objetivos que deberías, es que algo has planteado mal.

Debes desconectar: vete a cenar/tomar copas con tus amigos, juega a la consola, alquila películas/ve al cine, ve a conciertos, escápate a una casa rural.. y vete a eventos que organize gente como tú.

Continúa leyendo la segunda parte.