Inicio

No hay dominios

Éste es un tema que llevo ya algún tiempo teniendo en discusiones con varias personas y todos coincidimos en lo mismo, la situación es tan evidente como crítica: todos los nombres que se te ocurran para tu proyecto están ya registrados.

Ahora mismo, a la hora de desarrollar un proyecto en internet, lleva bastante más tiempo el encontrar un buen nombre disponible, que el propio tiempo de desarrollo del mismo. Lo más irónico de la situación es que 9 de cada 10 dominios que buscamos, no se están usando para absolutamente nada y en algunos casos, acabamos viendo el típico parking de dominios.

Para el que no sepa lo que es un parking de dominios, es básicamente una página web que muestra publicidad, normalmente relacionada con el nombre del dominio que lleva a la misma. Esas páginas web sirven para generar beneficios al propietario del dominio que en la mayoría de los casos suelen ser beneficios absurdos, excepto si se aprovechan de los errores que cometen los usuarios al escribir un dominio de un sitio web conocido en internet y el cual tiene un buen volumen de tráfico.

La realidad es que desde hace unos años se ha venido abusando del negocio de la reventa de dominios, negocio en el cual muchos ven la gallina de los huevos de oro. En éste mercado se manejan cifras surrealistas tanto así que dominios que costaron a sus dueños originalmente 20 euros al año, si tienen un mínimo de calidad, pueden ser vendidos por cantidades cercanas a los 10.000 euros o cantidades bastante superiores en muchos casos.

screen-capture-4.png

¿Quién paga tanto por un dominio?

En primer lugar, están los revendedores de dominios o ”domainers, que se encargan de buscar comprar, pujar e intercambiar dominios que ellos consideren de calidad. Algunos incluso venden el dominio que un emprendedor necesita a cambio de futuros beneficios es decir, él no hace nada y recibe beneficios del esfuerzo del trabajo y sacrificio de otros.. el resto se limita a pedir cantidades colosales de dinero. Evidentemente hay personas con ética, o eso queremos pensar.

Dominios que contienen una sóla palabra sin guiones o palabras que se asemejan mucho a la marca de una empresa o que es la propia marca de una empresa pero con un TLD que aun no han registrado, suelen ser los más buscados y mejores pagados.

En segundo lugar las empresas. Registran su marca en los TLDs geográficos en los que tienen sedes, dominios que pueden ser tecleados por alguna confusión del usuario y redirigirles así al lugar correcto y dominios que usarán para campañas de marketing.

Hay un cuarto lugar, y es para los emprendedores, que en la búsqueda de un buen nombre para su proyecto, registran dominios entre los cuales tomarán una decisión. Es evidente que al encontrar un dominio que puede casar con nuestra idea y es medio decente (porque es raro encontrar algo decente) no se puede dejar el registro “para luego” y se hace inmediatamente.

Esto último se debe principalmente:

  1. al acecho de domainers
  1. a la existencia de scripts automatizados que buscan y registran dominios en base a unos criterios (la fecha de caducidad de los mismos, por ejemplo)
  1. a que determinadas empresas que nos permiten comprobar si un dominio está disponible, cuando nuestra búsqueda es exitosa y encontramos un dominio libre que nos sirve, al de un tiempo determinado ellas mismas registran dicho dominio en el caso de que nosotros no lo hagamos en el momento de la búsqueda.

La parte más importante para tener una buena marca para un servicio web, radica en su dominio. Es absurdo hablar de SEO antes que de marca y antes que de dominios. Sin embargo no hay nada útil disponible ya en internet.

Precisamente vemos como servicios web aparecen con palabras inexistentes y intencionadamente mal escritas que aún así cuesta trabajo conseguir. Éstos nombres nos empiezan a ser habituales a los que usamos internet de una forma activa (sin embargo al usuario le cuesta asimilarlos, sobre todo si hablamos de usuarios en España*)

Seguro que a muchos de vosotros os suena muy cercano todo esto, seguro que a algún proyecto vuestro le habéis tenido que cambiar el nombre para encontrar un “hueco” en internet incluso pasar por el aro y pagar cantidades inaceptables de dinero en sitios de reventa como sedo.

Sinceramente pienso que la situación merece una solución que aporte algún tipo de control sobre los dominios que existen. No veo lógico que una persona tenga una gran cartera de dominios que no está usando, ni nunca va a explotar de otra forma que no sea lucrarse.

*fijaos en el minuto 2:45 de éste video