Inicio

El lado no técnico

Hoy hace unos dos años desde que elegimos el logotipo de Blackslot y sobre un año y medio desde que montamos las mesas sobre las que hoy trabajamos.

En este año y medio he aprendido muchas cosas, he sentido emociones de todo tipo y he experimentado en áreas que nunca pensé que me interesarían hasta el punto que actualmente lo hacen.

Este último punto me llevó hace unos días a comentar en mi twitter que en 2011 empezaría a enfocar mi formación hacia áreas no técnicas. En realidad ya he empezado a hacerlo de forma autodidacta desde hace unos cuatro años.

No voy a abandonar el terreno técnico, para mí investigar sobre desarrollo/arquitectura web o sistemas para internet no es formación, es una droga. Creo que tengo cuatro pasiones que sobresalen con diferencia al resto de cosas que me gustan en esta vida: plantear o programar cosas que funcionen en internet, la cultura geek, mezclar música electrónica y el sexo.

Sin embargo, por mucho que me apasione crear cosas para internet, es realmente interesante hacerlas funcionar. Esto es algo que los geeks no solemos entender hasta que nos damos de bruces contra la misma experiencia: por muy profundos que sean nuestros conocimientos y por muy exquisito que sea nuestro dominio de la tecnología, hay que saber cómo hacer conocido lo que hagamos, seducir a los clientes que nos interesen, una vez seducidos gestionar su experiencia e invitarlos a formar parte de nuestra comunidad, alimentar nuestra marca, cultivar una buena cartera de contactos, crear un equipo y delegar en él, incrementar la productividad de nuestro equipo, saber diferenciar y automatizar los procesos (no técnicos) que sean vitales para llegar al camino que buscamos y sobre todo, saber cómo buscar el camino adecuado y la gente adecuada para compartirlo. Todo ello durmiendo más de 4 horas al día. Y se puede hacer, ya lo creo. Pero si se hace, debe hacerse de forma natural porque de lo contrario podríamos cansarnos o cansar a otras personas.

Otro fallo importante que cometemos los que tenemos perfiles geek vuelve a ser provocado por dar demasiada importancia a los aspectos técnicos y a la perfección de los mismos. A veces no logramos comunicar correctamente la importancia que tienen algunos aspectos tecnológicos, la gente no técnica sencillamente no entiende lo que decimos aunque a nosotros nos parezca básico. Luego escuchamos a otra gente hablar sobre estos temas, y en lugar de aprender cómo comunican al resto de personas criticamos los errores técnicos que cometen al hacerlo.

Lo considero grave, ya que hay muchas personas con un tremendo potencial tecnológico que se ven eclipsadas por personas que comunican mejor, saben gestionarse mejor, ofrecer resultados a corto plazo aparentemente mejores o se venden mejor, siendo sus conocimientos mucho menores o carentes de tanto valor.

Estas cosas que se me pasan por la cabeza unidas a mi trabajo diario en Blackslot (que en más de un 50% no es técnico) han hecho que desde hace tiempo busque ciertos pilares que me faltan. Me están empezando a interesar áreas como marketing, publicidad, gestión de personal, análisis de mercado y otras areas que ni siquiera se si acertaría a llamarlas por su nombre correcto.

Me he fijado en algunos cursos o masters que me parecen muy interesantes. Entre ellos están el MIB, Master en Internet Business de la universidad computense de Madrid, el máster en Marketing online y comercio electrónico de la Online Business School o el Master de Dirección de marketing y comunicación en la UOC.

También he barajado la posibilidad de realizar un curso de interpretación o para mejorar mi comunicación en público. Pero de momento creo que tengo otras áreas más prioritarias, aunque nunca se sabe.

De momento sigo autoformándome, experimentando y leyendo sobre estos temas, que creo son de mucha importancia y complementan mi lado técnico.