Inicio

Lo que deberías saber antes de entrar a trabajar en una startup si eres programador

Dada la situación que existe actualmente en España y que hay mucho talento buscando trabajo y algunas Startups estamos buscando ese talento, me he decidido a escribir esta entrada en base a las conclusiones que he experimentado reclutando profesionales técnicos para pequeñas empresas de internet y analizando después los resultados de haberlo hecho.

Creo que esto puede ser muy útil tanto para que profesionales con perfiles técnicos como para otros de otros perfiles, entiendan un poco mejor lo que realmente se busca y espera de ellos.

Primero: ¿Qué es una Startup?

Lo que se conoce como Startup (de internet) es una empresa, normalmente de menos de menos de 10 trabajadores, con menos de cinco años de vida.

Lo que se busca en una Startup es que sea escalable y rentable en muy poco tiempo, es decir, que pueda crecer expotencialmente sin tener que invertir en recursos de una forma también expotencial. E Internet permite esto.

Conozco Startups españolas que con menos de 6 empleados ya están en todo el mundo, facturando más del doble que empresas dedicadas al desarrollo, con más de diez años de experiencia y el doble de personal.

Lo que se busca normalmente y lo que se necesita en realidad.

Normalmente se buscan perfiles muy concretos, por ejemplo: Desarrollador senior php, desarrollador ruby on rails, desarrollador frontend html5 y node.js…

Normalmente se suele buscar de esta forma para encontrar perfiles que sean más afines a las tecnologías reales que se buscan en internet y que se estén utilizando en la empresa. Es muy difícil que un programador J2EE o de Lotus Notes haya tocado por motivación propia un lenguaje que no se le exija en su trabajo. No quiero decir que no existan estos profesionales, sólo que no suele ser lo habitual y si lo es, tengo comprobado que son los primeros en buscar ofertas de trabajo relacionadas con las tecnologías con las que ellos están más motivados a trabajar.

Sin embargo, para una startup es muy importante que no seas un programador php o un programador ruby on rails exclusivamente. En una startup no vale el “no sé”, si se te pide desarrollar un sistema de chat en erlang o montarte un sistema de colas en RabbitMQ en tu entorno de desarrollo debes saber buscarte la vida para aprenderlo, hacerlo y además, que el hecho de tener que hacerlo te motive.

Los sueldos.

En una startup no vas a tener un sueldo de consultor senior. Salvo que la empresa cuente con socios inversores muy potentes que les permitan invertir el dinero en poder pagar lo que seguramente vales en el mercado corporativo, es muy difícil que puedan pagarte un sueldo comparable al que ganarías en una consultora multinacional.

Esto no significa que no quieran pagarte como te mereces, sino que la supervivencia de la empresa depende de que esos recursos se inviertan** quirúrjicamente** bien. Un mínimo fallo en esto supone tener que pasarlo muy mal para la empresa, e incluso tener que despedir a personas que son importantes para la misma si es necesario. Y esto pasa tanto en las startups que tienen inversores como en las que hacen bootstrapping.

Es necesario que sepas que en España contratar es muy caro, y que una parte importante del dinero que podrías estar recibiendo se esfuma en impuestos que la empresa debe pagar.

Sin embargo, la mayoría intentamos compensar esto con asistencia pagada a eventos, formación, horarios flexibles, el mejor ambiente de trabajo posible, horas para desarrollar proyectos propios o investigar tecnologías interesantes..

Los horarios.

Normalmente en una Startup de internet cuentas con horario flexible, que no significa entrar a las 12:00 y salir a las 18:00.

La libertad conlleva una responsabilidad y en una empresa de este tipo la responsabilidad no es opcional.

Salvo excepciones muy necesarias, es muy difícil que tu jefe (especialmente si es el fundador o propietario de la empresa) te pida que te quedes unas horas más después de tu jornada, pero créeme lo necesitará y mucho. Salvo excepciones que se consideran a ellos mismos como grandes CEOs, es muy difícil que un fundador, especialmente alguien que ha sido técnico, te exija quedarte un minuto más de tu horario normal porque seguramente le fastidie y mucho no poder pagarte lo que te tendría que estar pagando, aun y cuando la situación inicial no le permita a él cobrar ni un euro durante meses mientras te está pagando.

Toda la ayuda proactiva y gestos que tengas desinteresados, se te pagaran quizá no con dinero pero con otras formas que algunos consideramos válidas.

La proactividad.

En una empresa de este tipo no esperes que te digan lo que tienes que hacer. Si terminas algo pregunta si hay algo por hacer o tendrás que buscarlo en muchos casos.

En las etapas iniciales es muy importante que el equipo técnico sea proactivo ya que es el pilar sobre la cual la empresa funciona sin ninguna duda.

Sin embargo, esto puede llevarte a pensar que “la empresa funciona gracias a ti o a tus compañeros técnicos”, que los fundadores o compañeros de marketing o que llevan la comunidad no hacen nada útil. Si tienes este pensamiento es mejor que no te intereses por trabajar en una empresa de este tipo, es evidente que tienes razón, la empresa no funcionaría sin el equipo técnico, pero precisamente por eso se os ha contratado.

Saber cómo transmitir lo que crees que está mal.

Si eres de los que se quejan cada cinco minutos haciendo comentarios despectivos hacia cualquier decisión o trabajo que haya que hacer, aunque realmente el trabajo sea un fastidio, no deberías plantearte trabajar en una startup.

Puedes quejarte y debes hacerlo si algo te parece mal, pero hazlo de forma adecuada, con respeto y hablando como personas normales.

Entender la cultura de la empresa.

Toda empresa tiene una cultura, una identidad. Y si la empresa es como debe ser, tendrá la suya.

Tú no eres tan sólo un programador, eres un compañero en el barco que tiene su personalidad, carisma y potencia para cuidar y contagiar esa cultura al resto de compañeros y a los clientes o usuarios.

Cuando la persona que te contrata es un impresentable.

Hay empresarios que son unos impresentables, esto es así, si realmente estas trabajando para alguien así, cambia de empresa, hay muchas startups deseando contratarte y trabajar contigo.

Conclusión.

Si quieres trabajar en una startup te espera: mucho trabajo (mucho en serio), un sueldo humilde (normalmente sobre todo cuando la empresa empieza) pero buen ambiente de trabajo y motivaciones.